SI LO HABRAN VISTO las calles de Chicago en las postrimería de la década del ´20.

Sobre este Cadillac 341 se desplazaba Al Capone, el tristemente célebre gángster; y no ha sido un auto más. Equipado con un motor V8, 5.6 litros, 90 impresionantes caballos para la época que le permitieron tirar los 1300 kg de peso extras debido al blindaje. A su vez, al radiador se lo había colocado una protección extra, y el baúl de mentira era en realidad un tanque de nafta suplementario para 150 litros, muy necesario ya que recorría apenas 4,25 kms por litro. Un dato más: Más adelante un Cadillac 341 fue adoptado por el entonces presidente de EE.UU, Franklin Roosvelt.

Fue pintado con los los colores de la policía de Chicago, y dispuso de sirena y radio propios con las que se podía interferir las comunicaciones policiales. Los vidrios de una pulgada de espesor, con agujeros para posibilitar colocar las ametralladoras Thompson si las las papas quemaban, y también en el piso para esparcir en las calles clavos, aceite y humo para complicar a los que querían dar con Al, como en las películas… Ah!, este Cadillac fue subastado hace poco en la ciudad de Plymouth, Michigan.

Por el equipo de VA

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre