ESTRATEGIA, PRECISION, SUERTE.

Estos resultaron tres puntos claves en una carrera  especial como lo fue la quinta fecha del Súper TC 2000 en el Autódromo Termas de Río Hondo. Una carrera interesante con varios golpes de escena, y fundamentalmete la incertidubre de su definicin hasta el final, el atrativo de este tipo de carreras especiales.

Urcera y Chapur protagonizaron un toque con responsabilidad del cordobes. Fue excluido.

Por eso estos  fueron los pasos que progresivamente cumplieron Fabián Yannantuoni, Matías MIlla y Facundo Ardusso para subir al podio. Se jugaron  por una arriesgada estrategia de largar con gomas duras, algo que los retrasó en clasificación pero tuvieon sus beneficios en la final. Los mecánicos de sus equipos trabajaron rápida y eficientemente en el cambio de neumáticos en la vuelta inicial y la fortuna le dio su gran mano con las tres entradas del auto de seguridad, la gran carta para las estrategias elegidas.

-publicidad-

Norberto Fontana cumplió con los dos primeros pasos y estaba en camino de concretar el tercero pero en la última vuelta, la goma delantera izquierda no aguantó el esfuerzo, como si hizo con los autos de los integrantes del podio. Así sorpresivamente el Gigante, como Gastón Mazzacane una semana atrás en el TC de Posadas, se quedó con la ingrata sensación de ver escapar en la vuelta final una carrera que tenía en el bolsillo. El relevate cuarto puesto de Manuel Mallo fue el consuelo para el equipo Chevrolet que ante el opaco domingo de Agustín Canapino  (13º) también resignó punta del campeonato.

El equipo Peugeot trabajó con precisiòn y rapidez en las detenciones en boxes

“Así son la carreras…”,reflexionó sin originalidad pero con realismo Yannantuoni, un especialista en ganar este tipo de carreras con cambios de neumáticos y beneficiarse por ese juez que suele ser la presencia del auto de seguridad. Dos años atrás en este mismo Río Hondo, y sobre un Renault, también dio el batacazo. Un antecedente que hizo que el sábado previo a la carrera,  el entrar en la reunión de pilotos Matías Rossi lo señalase con un “ahí está el ganador…”. También ese recuerdo pesó para que en medio de su alegría por ver a uno de pilotos (Ardusso) como nuevo líder del campeonato, Alejandro Reggi, director comercial de Renault,  contase que “antes de la carrera  dije que había que tener en cuenta a Fabián, porque “ siempre pesca algo e este tipo de carreras”.

Estaba Yannantuoni en el lugar y momento justos para aprovechar el guiño de la fortuna. “Parece que estoy predestinado a ganar este tipo de carreras”, reconoció  Fabián con una sonrisa. Antes contó que su sexto triunfo en la categoría, comenzó a construirse el lunes anterior en el taller, cuando aceptó al estrategia de clasificar y largar con gomas duras, para cambiar por las blandas en el giro inicial y luego esperar la aparición de un auto de seguridad y la resistencia de  las gomas blandas. “Era la más dolorosa porque no fue agradable largar 21º , pero también tenía sus posibilidades si entraba el auto de seguridad y aguantaban las gomas”.  El auto de seguridad entró tres veces, y las gomas blandas se bancaron 31 vueltas favorecidas por una temperatura invernal  que reinó en la desapacible jornada en Río Hondo.

Esteba Guerrieri fue uno de los primeros abandonos por problemas en la direccón hidráulica de su Toyota.

 

 

El triunfo de Yannatuonni redondeó un gran paso de Peugeot por Río Hondo, iniciado con el 1-2 clasificatorio de Mariano Werner-Damián Fineschi, y continuado en carrera con el liderazgo del entrerriano hasta la anteúltima vuelta, cuando fue el último en cumplir el obligatorio cambio de gomas, que en su caso significó pasar de las blandas a las duras. A diferencia de Yanantuoni, las entradas del auto de seguridad sellaron la suerte de Werner, y lo relegaron al decimosegundo puesto. “El equipo Peugeot  volvió a demostrar que es el más eficiente”, destacó Yannantuoni que como era de esperar en este especial domingo (Día del Padre) dedicó al victoria a la memoria de su padre Juan, ex piloto del TC 2000.

La nota discordante del equipo de León la puso Facundo Chapur. Su ímpetu conductivo, que a veces traiciona  su gran talento, provocó primero un doble toque con  Manuel Urcera que derrumbó la brillante tarea del piloto de Fiat y luego, un increíble golpe contra el muro en la entrada a boxes que dejó en una peligrosa posición a su Peugeot. Fue excluído, y sancionado con retrasos en la grilla para la próxima fecha en Oberá,  según había estimado Ricardo Caballero, director de la carrera.

Milla, Yannantuoni y Ardusso, los integrantes del podio. Apostaron largar con gomas duras y acertaron

Milla y Ardusso llegaron al podio con la misma apuesta del ganado de clasificar con gomas duras. ”La decisión la tomamos con mi ingeniero luego de una larga charla”, contó el piloto de Toyota quien logró su mejor resultado en la categoría, e incluso pudo ser mayor de haber tenido éxito el intento de sobrepaso a Yannatuoni cuando éste circulaba detrás de Fontana. “Decidí la estrategia hace diez días cuando leí el reglamento. Me costó convencer al equipo pero me tenía fe. No fue fácil cuidar la goma porque el auto vibraba mucho”, contó Ardusso, con una mesurada alegría que no se correspondía con su condición de nuevo lider del campeonato. “Es lo más positivo, pero apostamos para ganar, y quedamos un poco amargados por no haberlo conseguido” , explicó Facundo; tanta confianza tenía en su estrategia que desoyó el consejo de su padre .

“Por esta vez, estoy contento que me haya desobedecido…” , confió a Visión, Hugo Ardusso, sonriente y orgulloso por el mejor regalo que le había hecho su hijo Facundo.

 

Por Miguel Sebastián (especial desde Río Hondo).

Fotos: AIF

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Un bodrio la carrera, usan 2 tipos de gomas, la dura y la super blanda, con esta ultima corren toda la carrera y entran en la ultima vuelta a cambiarla??? Que mentira, por dios.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre