«Recibí un mensaje de texto hoy. Era de Michael Schumacher. Alguien le dijo que yo tenía la impresión de que me había apretado contra el paredón de boxes, y quería decirme que ese no había sido el caso, y que se disculpaba. Yo le respondí ‘gracias, no hay problema’ y le deseé un buen fin de semana».

Para Rubens Barrichello este de Bélgica será su fin de semana número 300 en la Fórmula 1. Para Schumacher, que se disculpó por SMS por su papel en un episodio de tres semanas atrás en el GP de Hungría, será el número 263, 19 años después de su debut en F-1, en el GP belga de 1991.

SpeedAgro

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre