UN LOGRO HISTÓRICO PARA LA LIMITADA BELGRANENSE.
Se inició el campeonato presentación de la Limitada Belgranense Pick Up, fue en el Autódromo Ciudad de Brandsen, circuito Francisco «Pancho» Alcuaz.
Las camionetas del zonal empezaron con la primera clasificación, y Alejandro Belleri se quedó con la pole, seguido por Juan Manuel Monteiro, Sebastián Ibarra; no giró Matías Piatti. Al día siguiente, la serie ante gran cantidad de público prendido al alambrado en el circuito de Brandsen, que vio en acción el bautismo oficial de las VW Saveiro, Ford Courier y Chevrolet Corsa. La batería muy entretenida por la lucha constante entre Belleri, Monteiro e Ibarra y un poco más atrás Piatti con inconvenientes que solucionaría para la final. Finalmente Belleri ganador.
La primera final de la historia para la Limitada Belgranense Pick Up después estuvo más friccionada, con toques. Finalmente, y luego de las ocho vueltas, Alejandro Belleri entró en la historia de la categoría y del automovilismo zonal, quedándose con la victoria como te contamos, en la fecha debut oficial de la Limitada Belgranense Pick Up; segundo Sebastián Ibarra quien luego recargado por adelantamiento en la largada, cayó al tercero situándose como escolta Juan Manuel Monteiro y cuarto Matías Piatti.
Primer podio de las camionetas belgranenses.
«Se cumplieron dos sueños para mí; uno, en conjunto, era poner la categoría en pista luego de todos los trabajos que ha hecho muchísima gente. Y el otro, personal, ganar la primera carrera. Por suerte se hicieron efectivos ambos sueños. Me emocioné mucho, la hermosa categoría de camionetas en el zonal ha dejado de ser un proyecto, y es una hermosa realidad y con un gran futuro por delante. Me sorprendió ver como la gente se interesó por las camionetas, pasaban para verlas continuamente y después cuando corrimos la serie y final fue notable la expectativa generada en la gente que llenó la tribuna», comentó el ganador Belleri.
«Sin dudas -señaló después-, fue un gran inicio para la divisional y vamos por la buena senda. Tanto la serie como la final fueron muy entretenidas, y la verdad es que no le perdoné nada a la camioneta para poder ganar. Quiero destacar también la confraternidad que vivimos entre todos durante el fin de semana. Todos trabajamos en las camionetas de todos para que funcionaran bien, nos prestamos elementos y colaboramos para que no se cayera nada en ninguna de las cuatro camionetas, y lo logramos. Fue una demostración que los que integramos la categoría, estamos con las pilas puestas para que salga todo bien; eso es fundamental para una divisional que recién va dando sus primeros pasos».
Siguen el 7 y 8 de mayo en el Autódromo Gabriel Appella de General Belgrano, donde se van a sumar más camionetas.
Por Abel Urfini
Prensa
-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre