Y CON ESO LE SOBRÓ.

Casi que no tuvo oponentes Matías Cravero en Alta Gracia donde, con un Citroën C4 Lounge que rindió sin fisuras y con la experiencia ganada en temporadas pasadas, fue el gran dominador en la fecha inicial de un famélico TC 2000 que presentó, apenas, 12 autos en pista que transitaron además el circuito más corto del Cabalén.

El cordobés marcó el pulso desde su primera salida a pista, haciendo la pole y ganando la final de punta a punta, liquidando toda la cuestión en la largada, cuando se sacó de encima al riocuartense Facundo Marques, quien arribó tercero con un Fluence tras perder una posición más con el Corolla de Eugenio Provens.

Cravero liquidó la historia en la largada. Después, reguló.

“La carrera fue simple. La largada fue el momento más ajustado, pero sabía que si en la primera vuelta me mantenía adelante iba a ser complicado que me pasen en el sector trabado», contó Cravero, quien agregó «arrancamos firmes, este era el resultado que vinimos a buscar y lo logramos».

El otro hecho para resaltar fue la victoria en el Sprint de Víctor Cornejo con un Ford Focus, convirtiéndose en el primer piloto chileno en conseguir un triunfo en la categoría, que volverá a ver acción -esperemos con un parque de autos un poco más frondoso- el 12 de abril en Concordia.

 

Fotos: Prensa TC 2000.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre