EN EL GALVEZ.

En Buenos Aires, en el autódromo de Oscar y Juan, los máximos ídolos de Ford. El festejo por los 60 años del Falcon en nuestro país, congregó a 853 ejemplares de Falcon. Sí, 853 ejemplares integrantes de cinco de los clubes de Ford Falcon, participantes en el estupendo evento montado por los organizadores como el autódromo, la Asociación Argentina de Volantes (AAV) representada por Fernando Croceri y Gustavo Der Ohanessian, y el empresario Eduardo Ramírez, en su caso además en la coordinación general.

La celebración tuvo una jornada inicial en el Parque Ribera Sur, y la última como cierre en el autódromo donde se exhibieron desde la Horquilla hasta la S del Ciervo, los Falcon en sus distintas versiones de modelos y años y otro tantos modificados (varios cupé, otros con motores F-100 V8, uno a cuyo motor seis cilindros, le fue adaptado el sistema de inyección de combustible en reemplazo del tradicional carburador, coches tuneados, potenciados e infaltables, unos de Turismo Carretera como el que llevó a Mariano Werner al campeonato 2020, el Falcon que corriera Omar Gurí Martínez, el Falcon utilizado por Cocho López (estuvo en el autódromo) en su última etapa en TC, pintado con los colores de Autocréditro y también el de Johnny De Benedictis. Vehículos propiedad del Museo del TC, instalado en el autódromo platense a los que se sumó otro ejemplar admirable, el Falcon Angostado que perteneciera al Tuqui Eduardo Casá, utilizado en pocas carreras en la década del ´60.

El Falcon Angostado del recordado Tuqui Casá. Joya.Un Falcon Standard de los ´60 como se suelen tunear autos en los útimos tiempos.Para todos los gustos, un Falcon con motor «preparado» y a inyección!Un Falcon cupé, reformado por su dueño en el GBAOtro de  los muchos en excelente estado, un Futura

Un entusiasta/fana del Falcon de Benito Juárez, estuvo junto a su esposa con el propio y, fijate la pava y el mate hechos con partes de un Falcon!
Un Fairlane, «familiar» del Falcon, hubo varios así como Taunus y Sierra.
Mucha gente hubo en el autódromo.
El color azul que caracterizó al Falcon a inicios de los ´60. Impecable.Despertó atracción en entusiastas del Falcon.

 

Llegados desde distintos puntos, los amantes del Ford Falcon, patentizaron la pasión que les depara el icónico modelo de Ford, auto traído al país cuando despuntaba la década del ´60, siendo más tarde producido en la Planta de General Pacheco hasta 1989/1990, convirtertido en un suceso, en el «clásico argentino» acompañaado por un notable éxito y masiva aceptación del público usuario. Hubo también espacios para ventas de libros, cuadros, souvenirs, comidas; y a artistas de Full Art exhibieron sus magníficas obras pintadas.

Hasta que la fila interminable de Falcon, dio una vuelta al circuito. Fue el momento en que la emoción hizo latir más fuerte los corazones.

 

Fotos: gentileza Alex Jerex y Sil Civile (portada) y visionauto.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre