¿CASUALIDAD  Ó CAUSALIDAD?

Esta es la pregunta que surge ante esta nueva definición de campeonato que Agustín Canapino perdió frente a un Girolami. Apunta a señalar si deportivamente ese apellido no se ha convertido en un especial karma para un piloto de un perfil netamente ganador como es el Titán de Arrecifes.

El festejo de los hermanos Néstor y Franco Girolami, los “verdugos” para las intenciones de Agustín Canapino de sumar su octavo título en el Top Race.
SpeedAgro

 

Esta vez la frustración fue ante Franco, quien por un punto (169 a 168) le ganó una corona que el Titán parecía tener alquilada (la obtuvo siete veces) como es la del Top Race y que en Rio Cuarto resignó no sólo por el tercer lugar de Franco sino básicamente por el triunfo de otro Girolami, Néstor, el hermano mayor de Franco. El mismo Bebu que en el 2014 y 2015 prevaleció ante este mismo Canapino en la áspera lucha que como “compañeros” en el equipo Peugeot de Súper TC 2000 mantuvieron por ambos títulos.

“Girolami le ganó la batalla mental” comentó Ulises Armellini, director deportivo de aquel equipo Peugeot, marcando uno de los puntos clave, que más allá de las pistas, inclinó la balanza a favor del Bebu en esos dos títulos del Súper TC 2000. ¿Se habrá repetido en esta emotiva definición del Top Race en la que Agustín debió lidear no ya con uno, sino con dos Girolami? No lo suscribió Canapino que puso todo en la pista y tras su segundo puesto se limitó a  explicar su derrota “en el gran auto que tuvo Bebu…” y señalar como punto clave de la pérdida del titulo el abandono en la anterior fecha en el Mouras, por la rotura de una goma. “Nos mató lo de ese fin de semana” repitió.

 

El toque en la vuelta final en Rafaela 2015 fue uno de los puntos más altos de la áspera rivalidad entre Néstor Girolami y Canapino en el Súper TC 2000. Su mayor frialdad mental le permitió al Bebu ganarle los dos campeonatos que disputaron como compañeros.

 

Todo esto no le quita a Canapino su condición de ser uno de los pilotos más veloces y combativos del automovilismo argentino. Un piloto que dirimió y ganó campeonatos ante figuras del nivel de José María López,  Matías Rossi, Facundo Ardusso, Mariano Werner y Mariano Altuna. Paradójicamente perdió los tres que definió con los Girolami. Dos ante Néstor en el Súper TC 2000 y el restante ante Franco en el Top Race.

Candidato hace un mes a la Triple Corona, como puntero de los campeonatos de TC, Súper TC 2000 y Top Race, esta  nueva frustración sumada a la de la semana anterior en el Súper, le dejan a Canapino sólo la corona del TC, a definirse el fin de semana en San Nicolás, como la única posibilidad para un festejo. El Titán la considera lejana, pese a que sólo lo separan 8 puntos del líder Rossi, porque según dice “los Chevrolet están relegados por el reglamento…” Igual podés ir tranquilo Agustín. En el TC no corre ningún Girolami.  

 

Fotos: Prensa Top Race y Súper TC 2000.

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre