¡MARCHE UN ADN!

¡Ah!, los «testaferros» de motoristas en el Turismo Carretera. VA sacó el tema y cuando consulta, alguno balbucea entre dientes u otro esboza una sonrisa pícara. ¿Por que no llamamos a las cosas por su nombre?, eh?. En la carrera en Centenario, Neuquén, el motor calzado en el Ford de Guido Falaschi, «oficialmente» de Omar Wilke, era en realidad de Rody Agut. Y el de Claudio Garófalo que empujo sin hacerlo salir del fondo al Ford rojo del Pato Silva (de nuevo, si alguien lo ve, avisenle que ya empezó el campeonato de TC!!), provenía de Córdoba, producto propio del equipo HAZ.

Príncipe, ¿de quien era el motor que llevabas abajo del capot en Neuquén?

Foto AIF
29-04-2011

-publicidad-

6 COMENTARIOS

  1. Que raro que no se le ocurrio a cuervo, ya que el estaba en contra del sorteo. No se lo habrá pedidoa machete y el no quiso saber nada???. Si no es así se le escapó la tortuga.

  2. El TC está totalmente desdibujado…las carreras se compran, autos que nunca andan de repente aparecen y luego desaparecen, el Monopolio Autosport maneja todo… es asi , mientras choripan y vino en el alambrado..la farsa sigue…

  3. No creo que el señor Wilke se preste para hacer una trapisonda a la ACTC. No es ningun boludo y sabe que los popes le cortarían los viveres. O sea, no labura mas. Me parece que esta vez VA le erró el viscachazo.

  4. SE CALENTO LABORITTO CON EL JP, LE SACO EL MOTOR A PERNIA, EL HIJO FEDE SE BAJO DEL EQUIPO DE TC PISTA, QUE MAL VIENE LA MANO SE LLEGARA A FIN DE AÑO CON UN «CAMPEONATO» DECENTE?

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre