ATIPICO.

Este es el calificativo que le cabe a otro de los duelos del automovilismo argentino contemporáneo y que tiene como protagonistas a Omar José Martínez y Guillermo Javier Ortelli. El Gurí y el Guille como los conocen todos en el ambiente de las carreras.

A diferencia de otras, esta fue una rivalidad que no se fogoneó con choques y golpes arteros, ni con duras declaraciones y acusaciones y mucho menos con escándalos mediáticos. Fue un duelo del silencio, del perfil bajo, como reflejo de ambas personalidades. Un duelo estrictamente deportivo.

Martinez rubrica su titulo 2015 con su triunfo en el Mouras seguido de Guillermo Ortelli. Una imagen de la gran rivalidad deportiva que no excedió los límites de la pista.

“Siempre fuimos respetuosos más allá que alguna que otra vez hayamos bajado del auto con alguna calentura por una maniobra en pista. Por eso, la bronca enseguida pasaba y jamás nos peleamos ni fuimos al box del otro a recriminarle algo” cuenta el Gurí sobre momentos de tensión entre ambos que cuesta recordar pese a los muchos años y carreras que los vio, especialmente en el TC, competir juntos.

“Nos respetamos y por eso no tuvimos demasiados problemas. Correr contra el Gurí me exigió al 100% y me fortaleció como piloto, porque cuando lo tenía detrás sabía que iba a buscar todas las formas para pasarme y cuando estaba adelante, era muy difícil superarlo” recuerda Ortelli sobre las aguerridas características del entrerriano, un rival que como agrega “siempre me motivó para correrlo…”

Haber debutado el mismo día (10 de septiembre de 1994) en la misma carrera (2 Horas de TC en el Gálvez) y ser a partir del pase del Guille a Chevrolet en 1996, los principales referentes de las dos marcas más convocantes del TC, resultaron dos factores que potenciaron este duelo que por encima de las disputas en las pistas estuvo más caliente en las estadísticas donde lucharon a cabeza a cabeza por la cantidad de triunfos. Pese a su retiro, Martínez sigue adelante con 33 festejos contra los 32 de Ortelli que con su actual vigencia tiene la chance de igualarlo y superarlo. Un rubro donde la disparidad de las cifras no refleja lo reñido del duelo deportivo durante tantos años es el de los títulos. Ortelli suma 7 con sus conquistas de 1998, 2000, 2001,2002, 2008, 2011 y 2016 contra “apenas” las 2 del Gurí en 2004 y 2015.

La rivalidad deportiva entre el Guille y el Gurí no impidió una buena convivencia ´que se potenció tras el retiro del entrerriano del TC.

“Es cierto que yo podía haber tenido alguno título más y él uno menos” destaca el Gurí seguramente con el recuerdo de aquel campeonato 2001 que al llegar a la cita final en Río Gallegos, el entrerriano parecía tener en el bolsillo con el Ford atendido por Alberto Canapino pero que finalmente y tras una carrera con extrañas y nunca bien aclaradas circunstancias quedó en poder de Ortelli, el mismo que en la temporada siguiente tuvo la atención técnica de Canapino… El consuelo del Gurí es tener entre sus pergaminos esa corona de TC 2000 (actual Súper), que siempre resultó inalcanzable para el piloto de Salto.

“No somos amigos pero tenemos una buena relación… ” coinciden. Con el Gurí retirado del TC,ambos han encontrado en las TC Pick Ups el campo de acción propicio y más distendido para los últimos enfrentamientos de un duelo que sin tanto ruido mediático marcó casi un cuarto de siglo de la historia moderna del TC. El duelo del silencio.

 

Fotos: historiatc.com y Prensa ACTC.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre