EL GURÍ NO PIENSA EN EL RETIRO. El zorro sabe por viejo pero más sabe por zorro. Vale para Omar Martínez, que por momentos y con sus 45 años y todos los objetivos cumplidos en el automovilismo nacional parece a punto del retiro, pero de pronto aparece y se manda un maniobrón como el que se mandó en su serie en Rafaela, donde de un saque, y mezclando capacidad, oficio y picardía, superó a dos bravos como Norberto Fontana y Emanuel Moriatis. Lástima que en la final rompió una goma cuando marchaba en un meritorio séptimo puesto. Igual pero ahora y con lo justo se mantienen entre los doce pilotos que van al play off

Y, mientras me den la licencia, sigo…” responde el Gurí, ante la reiterada pregunta si éste es el último año de su campaña. No piensa en eso, por ahora, y si, en hacer un buen papel en los 200 Km de TC 2000, como invitado de Leonel Pernía sobre uno de los Honda de equipo de Víctor Rosso. Ah, un dato, por si no te acordás, el Gurí es el ganador de la última carrera que el TC 2000 corrió en el Mouras, a fines del 96, allá lejos, sobre un Renault 19 y casi en familia.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre