IMPENSADA.

Sin embargo, ocurrió. El presidente de APAT, Emanuel Moriatis, sancionado por el Comité de Ética creado junto a la Subcomisión Técnica, poco después de iniciar su período como nuevo presidente del Turismo Nacional.

La dirigencia con Emanuel al frente resolvió la creación en el ámbito interno del TN, del Comité de Ëtica y la Subcomisión Técnica. Algunos vieron semejanzas con la forma de funcionar mostrado desde hace muchos años por ACTC. Como cuando Hugo Paoletti presidió APAT, hubo buena sintonía con la gente del TC, y parece cada vez  más aceitada.

Emanuel se tuvo que tomar
con soda la medida.

 

Y fue nomás el Comité de Ética de APAT, el que aplicó una multa al mismo presidente Moriatis. Las razones se debieron a que protagonizó una fuerte discusión con Walter José Fernández, padre de los pilotos de la Clase 2, Sergio y Marcos, a quien también le aplicó la misma pena. A no dudar que la sanción de un organismo de la misma categoría dirigida al mismo presidente, apareció como un hecho muy singular, y a la vez para destacar.

El comité integrado por los abogados Gastón Osvaldo y Juan Pablo Rabadé y Juan Martín Inchaurregui, tomó declaraciones a los involucrados en el incidente sucedió en la tercera fecha en Paraná, así como a  Sergio Franetovich, testigo del episodio, y luego de analizarlo se expidió. Hubo pedido de disculpas de los involucrados, y el tribunal determinó que Moriatis y Fernández padre fueran multados con 20 mil pesos. Fernández, mediante entrega por idéntico valor en alimentos no perecederos al Comedor Madre Teresa de  Calcuta, ubicado en Ayacucho 2083 de San Luis, y Moriatis al Hogar Creando Lazos, en Lanús Este. Ambas medidas eran apelables.´

¿Decisión eficiente o efectista?, ¿para la «tribuna» o muestra de que todos son iguales ante la ley «turista». Veamos en lo sucesivo. Por de pronto, una señal en el buen camino.

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. No me imagino nada distinto, fue copiado de la ACTC y por ende su funcionamiento es similar, totalmente para la tribuna.
    Vieron, multaron al Presidente la la categoría con 20 kg. de carne para asar (Pensarán algunos) pero cuando haya un caso que no sea de su agrado la multa va a ser de una o varias vacas, pasando por todo el crisol de penalizaciones.
    Lo que molesta es que el derecho de defensa queda de lado (ACTC) puesto que diga lo que diga el acusado la sanción ya fue dictada de antemano. Todo apunta a eso, porqué sería distinto?
    Al rengo hay que verlo caminar y hasta ahora sus pasos van en esa dirección.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre