AIF

UNA TRADICIÓN EN PELIGRO

Y si…” decía con expectante preocupación Pablo Peón horas antes de la visita del TC 2000 a General Roca con el recuerdo del paso del Turismo Carretera un par de semana antes por Neuquén, distante apenas 45 Km de la ciudad rionegrina.

Y si…” comentó resignado Jorge Martínez, el activo y legendario presidente de la Asociación Volantes de General Roca, ya con el hecho consumado de comprobar que la concurrencia fue menor a otras ediciones. “Hubo entre 10.000 y 12.000 personas” estimó con una visión bastante optimista.

SpeedAgro

No sorprende esta situación. Se intuía desde que el año pasado se inauguró el Autódromo de Neuquén con el apoyo de la gobernación y una gran infraestructura. Pareció quedar como el referente de una zona que hasta entonces ostentaba General Roca.

Ellos tiene un viento molesto, que nosotros no tenemos gracias a los árboles que rodean el circuito” acotó Martínez, quien no vio problemas en que ambas ciudades puedan tener sus carreras. “Será importante no acercar las fechas como este año que se dio porque el TC programó la carrera en la misma época que tradicionalmente nosotros hacemos la de TC 2000. Habrá que ver como nos ponemos de acuerdo porque en esta región por el clima frío y las heladas no se pueden hacer carreras entre mediados de mayo y fines de septiembre” dijo el dirigente buscándole una solución a lo sucedido este año.

Peón agregó otro enfoque al tema. “Este año hubo 40.000 pesos menos de venta de entradas, casualmente de gente de Neuquén, pero se vendieron la misma cantidad en boxes. Por ahora no es un perjuicio serio. Habrá que evaluarlo bien y también esperar lo que pasa el año que viene, ya que una temporada no es suficiente para un juicio definitivo que influya en una decisión de seguir o no haciendo carreras en Roca. Soy un hombre de estadísticas y hasta que los números no me demuestren otra cosa, Roca mantendrá su fecha” explicó y aseguró el titular del TC 2000.

¿Seguirá Roca en el calendario del TC 2000? Es posible, porque incluso el temor de una carrera aburrida, que dio lugar a un pedido de cambio de sentido de giro por parte de los organizadores locales que no fue aceptado por Peón, se diluyó en la práctica con mayores sobrepasos de los esperados y especialmente por los roces y toques que derivaron en fuertes polémicas. Esas que le sacudieron al TC 2000 del polvo de la monotonía que las había impregnado en las dos primeras fechas. “Además está esto”, agregó Peón con una sonrisa mientras degustaba el sabroso asado con que la Asociación Volantes de General Roca agasajó a los visitantes, tal como es su costumbre. Otro buen argumento para pensar en la continuidad de General Roca en el TC 2000 siempre y cuando Peón siga siendo una voz importante en la definición de los calendarios. ¿Lo será?



DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre