BASTABA VER el rostro serio de Nico Rosberg para saber que más allá del segundo lugar que lo consolidó al frente de campeonato , estaba preocupado y ¿asustado? por las derivaciones del toque con Lewis Hamilton, su ¨compañero» en Mercedes Benz. Un toque complicó la carrera del alemán y arruinó la del moreno inglés como bien reconoció Nico en el podio, mientras a su izquierda, la sonrisa del australiano Daniel Ricciardo era más amplia que de costumbre tras su brillante triunfo en el Gran Premio de Bélgica,su  tercer festejo del año.

«Es inaceptable que nuestros pilotos se choquen entre ellos», descargó un indignado Totto Wolf, dando a entender un futuro con órdenes. Se puede entender desde su lugar de director deportivo de Mercedes Benz, pero mirando con el foco del espectador neutral y deseoso de ver carreras atractivas,  ¿no te parece mejor  que exista esa libertad de acción, que incentiva situaciones como las del toque de Spa que abrió una carrera como la belga que  tras el contundente dominio en clasificación (le sacaron dos segundos al tercero) parecía limitada al duelo entre los pilotos de Mercedes Benz?.

Pénsalo y contanos que opinás.

 

Por el equipo de VA

Foto: mercedesamgf1

-publicidad-

6 COMENTARIOS

  1. Adhiero a los comentarios, no era lugar para arriesgar, y menos.. con tu rival del campeonato!!!
    De cualquier manera, bienvenida sea la libertad para correr… odio las ordenes de equipo a las que nos acostumbro Red Bull en los últimos años…
    Pronostico un final de campeonato cerrado entre estos dos grandes pilotos, algo asi como en 1984 con Lauda-Prost.

    • En Mercedes Neubauer aplico una formula con Fangio y Moss, hasta la vuelta 15 palo y palo, a cara de perro, y cuando Neubauer mostraba el baston en alto, pacto de caballeros y a mantener posiciones. Mal no les fue….. Toto Wolf tiene que agarrar los libros de historia y no salir a decir que se sintio traicionado. si soy Rosberg me sentiria ofendido.

  2. Les recuerdo que el toque entre ambos pilotos en Bélgica le significó al equipo la pérdida de 43 puntos posibles (25 + 18), de los que cosecharon solamente 18 con el 2º puesto de Rosberg. Los 25 restantas, a razón, digamos, de un millón de dólares por punto, producto del reparto de los jugosos derechos de televisión, le representaron al equipo Mercedes la pérdida de 25 millones de dólares, que en la temporada 2015 les hubiera servido para invertirlo, por ejemplo, en más horas de uso del túnel del viento. Si yo fuera Toto Wolff, algunos cuantos miles de dólares les sacaría de sus bolsillos por el mal comportamiento en pista, que pone en riesgo el desarrollo de todo un equipo.

    • Roberto, tu libro de Fangio lo tengo en la mesa de luz desde hace años, cada tanto, un capitulo!. La nota sobre los ultimos dias de Juan Galvez me hizo estremecer, por favor segui escribiendo!

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre