HISTORIA REPETIDA.

Es la que vivió el automovilismo argentino con un ganador que no fue el que mostró la pista, y subió al escalón más alto del podio. Por segundo fin de semana consecutivo quien llegó tercero, terminó un rato más tarde como ganador.

A diferencia de la semana anterior cuando corrió el TC en Rafaela, donde Manuel Urcera y Nicolás Bonelli se quedaron sin los mayores trofeos por anomalías técnicas en sus autos, esta vez en el Oscar y Juan Gálvez, Matías Frano y Lucas Guerra se vieron relegados de los dos primeros lugares obtenidos en la carrera del Top Race mayor, al ser recargados por distintos toques.

Diego Azar seguido de Facundo Aldrighetti fue el definitivo 1-2 de la carrera de Top Race. Con la nueva victoria, Azar lidera el torneo con 190 puntos seguido por Marcelo Ciarrocchi con 158.
-publicidad-

Extrañamente la decisión final de los comisarios deportivos, la había anticipado desde el tercer escalón del podio quien finalmente heredó el triunfo: Diego Azar.No tuve un buen ritmo en el auto, pero estoy feliz porque voy a ser el ganador ya que Frano y Guerra serán recargados…”, disparó el piloto de Toyota con una sugestiva seguridad, mientras sus dos rivales festejaban sin que hubiese entre los tres ningún intercambio de palabras.

“Tenemos nuestra decisión tomada, pero antes de oficializarla  debemos escuchar el descargo de los pilotos”, advirtieron rápidamente los comisarios deportivos. No hubo nada que cambiase la decisión, luego que ambos pilotos dijesen lo suyo. Frano no pudo convencerlos que el toque a Manuel Sapag se había dado porque “Manu frenó imprevistamente ante el intento de Marcelo Ciarrocchi de superarlo por afuera”. Tampoco las autoridades aceptaron la versión de Guerra explicando que “lo había perdonado dos veces a Reutemann, pero se volvió a cerrar cuando tenía el auto puesto”. Ni siquiera con el recuerdo de  la controvertida acción en la que el sobrino-nieto de Lole, dejó sin pista al hijo del expiloto y actual responsable deportivo de Renault en Súper TC 2000 y lo obligó a ir al pasto. “No me gustó esa actitud de Ian, tiene mucho que aprender…”, dijo Lucas sin ocultar su disgusto.

Por segundo fin de semana consecutivo el podio que se mostró no fue el real. Del tercer escalón Diego Azar saltó al primero tras los recargos a Matías Frano y Lucas Guerra

Lo cierto es que Guerra fue colocado detrás de Reutemann y quedó cuarto, mientras que Frano recibió un recargo de 30 segundos que lo retrasó al noveno lugar, e impidió su segunda victoria consecutiva con su propio equipo que hasta hace una semana sólo tenía experiencia en la preparación de Fititos. Una victoria que de haberse concretado no hubiese dejado bien parado al poderoso equipo Toyota.

Por encima de las circunstancias y la justicia o no de las sanciones, lo concreto es que por segundo fin de semana consecutivo, no ganó el que llegó primero, ni segundo, sino el que terminó tercero. Que haya sido una casualidad y no se convierta en costumbre.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre