DEFINICIÓN ANTICIPADA.

 Era necesario un milagro, esos que se dan muy poco en el automovilismo deportivo. Una vez más se dio la normalidad en la misión imposible que tenía Néstor Girolami para obtener el título en el TCR Mundial. En la fecha final en el circuito Jeddah , en Arabia Saudita, el argentino necesitaba con su Honda Civic sumar casi todo y esperar que su rival, el español Mikel Azcona no cosechase casi nada con el Hyundai para descotar los 60 puntos sobre 65 en juego.

«El subcampeonato era el mejor resultado que podíamos conseguir dadas las diferencias técnicas con los Hyundai» puntualiza Girolami para dare valor a su conquista.

No hubo que llegar a las carreras para se cumpliesen los pronósticos. El tercer puesto en la clasificación le dio a Azcona los puntos necesarios para hacerlo inalcanzable a un Girolami, que encima no se mostró competitivo con su 12°lugar. La decepción no invalida la gran temporada de Bebu, que ganó dos carreras, hizo tres poles, subió a varios podios y pese a la superioridad de los Hyundai, prolongó la definición hasta la fecha final para conseguir el subcampeonato con 254 puntos contra 337 del campeón Azcona.

-publicidad-

No hubo consuelo para los argentinos en las carreras ganadas por Nathanel Berton y Gilles Magnus con sendos Audi.  Bebu llegó 10° y 8°, Esteban Guerrieri terminó 11° y 11° mientras que Franco Girolami sobré el Audi finalizó y 3°. En las posiciones finales del campeonato, Guerrieri se ubicó con 149 puntos y Franco Girolami, que sólo corrió las dos fechas finales, terminó 18° con.18 puntos.

Ahora habrá quever cómo siguen sus historias con la renovada conformación que el TCR Mundial tendrá el próximo año.

 

Fotos: Prensa Honda Racing y twitter Girolami.

 

 

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre