LO UNICO QUE LES FALTO echar de Maranello fue el busto de Enzo Ferrari. Las pruebas de Jerez parecen indicar que la enorme reestructuración ferrarista va por buen camino. ¿Por qué?

El jefe de personal tuvo un fin de año bastante movido. Echaron al director deportivo Marco Mattiacci (ocho meses después que a su predecesor Stefano Domenicali, hoy trabajando para la FIA) , al director de ingeniería Pat Fry, el diseñador jefe Nico Tombazis, Fernando Alonso se marchó hastiado cuando le quedaba un año de contrato… y con él su ingeniero de pista Andrea Stella y su acólito Pedro de la Rosa. Los cambios en el equipo reflejaron el movimiento en la cúpula de la empresa, a cargo de Sergio Marchionne y con la salida (27 millones de euros mediante) del sexagenario Luca Di Montezemolo.

Maurizio Arrivabene, muy ligado a la escudería luego de muchísimos años como ejecutivo del máximo sponsor comercial de Ferrari, quedó a cargo de la dirección del equipo con Renato Bisignani como ladero, y a nivel técnico hay carta blanca con James Allison, el brillante ingeniero responsable del resurgimiento de Lotus en el período 2011/2012. El diseñador jefe ahora es italiano, Simone Resta, lo mismo que los responsables de los motores, Mattia Binotto y Lorenzo Sassi.

James Allison.
-publicidad-

 

La nueva SF1T, el primer Ferrari del cual Allison es totalmente responsable, sacudió las primeras planas, con los mejores tiempos logrados en los ensayos de Jerez, tanto en manos de Kimi Raikkonen como de la reciente adquisición Sebastian Vettel. Las unidades de potencia resultaron bendecidas también con los buenos registros logrados por el brasileño Felipe Nasr a bordo de un Sauber C34 equipado con esa misma híbrida planta motriz.

Después de un 2014 en el que Ferrari fue claramente derrotado por Mercedes, Williams y Red Bull, peleando para mantenerse delante de McLaren, la casa italiana cifró importante esperanzas en este coche que, en el arranque al menos, parece un excelente punto de partida. Raikkonen marcó el tiempo más veloz de las pruebas (1m20s841 con gomas blandas) mientras que Vettel impresionó al señalar un tiempo apenas una décima y media más lento (1m20s984) pero con gomas de dureza media. El subcampeón mundial Nico Rosberg se declaró impresionado por el rendimiento de los coches rojos y Niki Lauda, el poder en el equipo de Mercedes, apuntó a Ferrari como el principal rival de la estrella de tres puntas en el Mundial 2015

A primera vista, a la SF1T se la reputó como un auto mucho más estable que la F14T del año pasado; el único que podía hacer la comparación directa era Raikkonen, y hay que tener en cuenta que desde que Alonso cayó en desgracia en la segunda parte del 2014, el desarrollo del auto tuvo más en cuenta las necesidades conductivas del finlandés.

Es el único coche del pelotón que mantiene el sistema pull-rod de suspensión delantera, pero Allison lo readaptó con unas parrillas inferiores cuyo diseño es originario de Mercedes: no son dos brazos en V, sino uno solo (con menor resistencia al avance y que genera menos turbulencia) que se abre en dos justo antes de unirse al chasis. Esa disposición trabaja en conjunto con una trompa rediseñada para generar un comportamiento más predecible.

A la estabilidad general del auto contribuye también otro detalle original: el tanque de aceite no está ubicado entre el motor y la butaca, como es costumbre, sino sobre la caja de velocidades: con esa modificación, la unidad de potencia fue ubicada relativamente más cerca de la butaca, más adelante, lo que posibilitó un difusor trasero de medidas más grandes; eso acerca la posibilidad de generar más fuerza aerodinámica.

“Todo el auto está un poquito mejor que como terminamos el año pasado –señaló Raikkonen- mejoramos en todas las áreas. Si empujamos como un equipo con dos autos, podemos obtener buenos resultados, estamos yendo en la dirección correcta. Para el finlandés, “los tiempos son de relativamente poca importancia; lo que importa es haber podido dar un gran número de vueltas sin sufrir problemas. Logramos una buena base para empezar el desarrollo del coche”.

Así como Raikkonen comparó favorablemente las Ferrari del 2014 y del 2015, el brasileño Nasr pudo establecer cierta comparación con el impulsor Mercedes que ensayó el año pasado cuando era piloto de pruebas de Williams: “Este nuevo motor Ferrari me parece muy similar en prestaciones (al Mercedes)”.

Sebastian Vettel con su nueva Ferrari.

Según cifras a las que pudo acceder Visionauto, la brecha de potencia entre ambas marcas se redujo. Este Ferrari 2015 sería 80 HP más potente que el del año pasado, esencialmente por lo mejorado en los sistemas de recuperación de energía (ERS); el Mercedes habría ganado “apenas” 60 caballos; la diferencia de 50 HP disminuiría entonces a 30, aunque Ferrari no pudo –por causa del congelamiento de desarrollo de los impulsores- cambiar la configuración del motor, separando la turbina y el compresor del turbo, como hizo Mercedes y, este año, Honda.

El incremento de potencia es coherente con el avance que mostraron los Fórmula 1 de un año a otro; en las primeras pruebas del 2014, con los autos híbridos en su fase inicial de experimentación, se marcaron tiempos 2,5 segundos más lentos que los del 2015.

Para Allison, el segundo de diferencia plus que la Ferrari 2014 daba de ventaja al Mercedes era 60 por ciento responsabilidad del motor y 40 por ciento del chasis. En Maranello creen haber atendido a la ecuación para solucionar gran parte del deficit. Pero saben que Mercedes nunca buscó tiempos en Jerez, concetrando el esfuerzo en girar de manera muy consistente, con Rosberg al volante completando los stints más largos sin cambio de cubiertas.

Esto recién empieza

Por P.V.

Fotos: Motorsport.com

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre