EL PIBE MARCOS SIEBERT, un ejemplo de seriedad, le puso pimienta a su debut en la Fórmula 4 Italiana.

El chico hacía su segunda carrera en la especialidad, en Vallelunga, a pocos kilómetros de Roma, cuando…

 

httpv://youtu.be/uRh2V1DSpu4

 

«Pasé cuatro autos e iba rumbo a pasar el quinto, cuando, por desgracia, el piloto que estaba delante de mí cerró su trayectoria. Traté de hacer todo lo posible para evitar el accidente, pero ya era demasiado tarde y no tuve éxito. Mi auto comenzó a volcar después del toque y terminó en la leca después de un vuelco. Ahora estoy bien gracias a Dios. Para las próximas carreras sólo tengo una meta: la cabeza hacia abajo y el trabajo».

En la primera carrera, había abandonado por un toque y, por razones obvias, no pudo correr la tercera. Dale, Marquitos, no te desanimes. 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre