DE SU LÁPIZ SURGIERON MÁS DE 600 AUTOS DE CARRERA.

Y han corrido en Turismo Carretera, TC2000, Top Race, Turismo Nacional, Fórmula Renault (creo los chasis Tito utilizados en la categoría), Rally. También trabajó en Estados Unidos durante años más recientes, y en una de las épocas venturosas de TC2000; hizo autos para equipos oficiales como Ford, Volkswagen, Honda, Mitsubishi y Renault.

Con el paso del tiempo, se acentuó en Tito Pérez el objetivo de diseñar y fabricar un auto fuera de serie, para su utilización en las calles y caminos argentinos, como cualquiera de los vistos a  diario.

«Se me puso que quería hacer un auto para luego comercializarlo y que anduviese por las calles, desde ya cumpliendo con todas las normativas», confiesa Tito a visionauto.

El camino no le ha resultado sencillo, más aún en la Argentina, país si los hay, plagado de obstáculos y trabas para tantos emprendedores. «Así es, quería hacer un auto mío para andar por la calle, y bueno los primeros pasos los día hace unos cinco años cuando concreté la creación de Rauda Automóviles S.A», detalla el conocido constructor radicado desde hace mucho en Nueve de Julio, donde cuenta con sus instalaciones.
«Con Rauda me propuse fabricar autos de calle, bajo la ley de autos artesanales. Ahora, viste lo que es nuestro bendito país con las trabas y burocracia que complican mucho. Luego de gestiones y trámites, la fábrica logré escribirla en los organismos nacionales«, desliza Tito y acota, «en plena cuarentena cuando mi hijo Lautaro se volvió a Nueve de Julio, y yo me quedé sólo en el departamento en Buenos Aires, cerca del autódromo. Me puse a dibujar el auto, pensando en usos múltiples; quería hacer algo muy distinto por eso lo bauticé Atrevido, dicho esto por el diseño. «Pero a mis hijas -reconoce- no le gustó el nombre. Fue entonces que a Santino Balestrini (nieto del Rafael, excepcional preparador de larga y brillante trayectoria) y quien me da una mano, se le ocurrió el nombre de Díscolo, y así se llama!».
El Rauda Díscolo. El proyecto consumado.
«Luego en plena pandemia -agrega Tito- se sumó un amigo al proyecto, Gustavo Martinez; se interesó, se entusiasmó y me dijo que el financiaba la construcción del prototipo, y lo empecé a hacer. El auto ya se encuentra operativo y estamos colocándole las partes en plástico. Hemos realizado pruebas y en estos días lo ensayamos para los test de homologación que son requeridos por los organismos, y luego seguir las gestiones para patentarlo en el Registro del Automotor. Sí, la idea es fabricarlos para venderlos»

El Rauda Díscolo, deportivo argentino, es el primer auto surgido de una fábrica nacional en mucho tiempo, como la encabezada por Pérez. «Mi sueño siempre fue fabricar un súper deportivo para la calle, y con altas prestacionescon menos de dos kilos por cada caballo de potencia”, remarca el constructor.

Hace unos años, al Rauda Díscolo lo antecedió como proyecto otro deportivo argentino: el Donto P1, impulsado por el conocido piloto de Turismo Carretera y director de su propio equipo, Laureano Campanera; Pérez estuvo a cargo de gran parte del proyecto: “La P del P1 era por Pérez” recuerda Tito, pero no llegó a concretarse.

Encarado con posteriorida el Rauda Díscolo, se apuntó a una clásica barchetta, es decir motor delantero ubicado en el centro, sólo dos asientos, tracción trasera y sin techo. El chasis es tubular, pesa  sólo 800 kg y, fijate, lo empuja un motor Ford 2.0 Ecoboost

Acerca el proceso legal exigido, apunta Tito «la ley relacionada a los autos artesanales, permite que te inscribas como fábrica de autos, y producir hasta 100 autos por año,cumpliendo todas las normas de tránsito. Puedan ser patentados , asegurados y transitar sin restricciones por todos las rutas, calles y autopistas como cualquier vehículo salido de las grandes terminales».

«Hace poco -remarca- realizamos el último trámite concerniente al vehiculo para la homologación, consistente en tres pasos: Ensayo de estructura, luego slalom y drenaje y por último la RTI, trámite similar a una VTV que debe cumplir cualquier vehículo usado; eso sí, mucho mas exhaustiva. Y el siguiente paso fueron los trámites de patentamiento y emisión del Formulario 01″.

Fotos: Prensa Rauda Automóviles.

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Quién está al lado del auto es Eduardo Bosch, primer constructor certificado de Argentina s/ ley de autos artesanales. Es Diseñador universitario y alma mater de ACIARA, la asociación a la que pertenece Tito.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre