VOLVER NO ES FACIL

No todos los grandes campeones mundiales mantuvieron la palabra como Juan Manuel Fangio y Jackie Stewart y cuando por primera vez decidieron colgar el casco lo hicieron para siempre. Varios sintieron la tentación y/o necesidad de volver y regresaron a la categoría, aunque no todos pudieron reverdecer laureles.

Michael Schumacher es el más fresco ejemplo de un retorno sin gloria. Retirado a fines de 2006, cubierto de elogios y millones de dólares en su cuenta bancaria, con récords de victorias y títulos que aún mantiene, el alemán decidió aceptar el desafío de Mercedes Benz y volver en 2010.”Fue lo más estúpido que pudo haber hecho  porque tenía más cosas que perder que las muchas que había ganado” comenta a la distancia su ex manager Willy Weber, con la realidad de recordar sus tres temporada sin triunfos, un único podio (Valencia 2012) y la permanente superioridad de su coequiper Nico Rosberg. Encima tras su retiro definitivo al lugar de Schumi llegó Lewis Hamilton para poner en marcha en el 2013 la  vigente exitosa etapa de Mercedes en el Mundial de Fórmula 1.

Distintos resultados tuvieron los retornos de Michael Schumacher y Niki Lauda. El alemán no ganó ninguna carrera y sólo subió a un podio. El austríaco obtuvo varias victorias y su tercer título mundial.

Niki Lauda y Alain Prost son la contracara de Schumacher. El austríaco abandonó abruptamente la Fórmula 1 en Canadá 1979 para dedicarse a su empresa de aviación. Tentado por una millonaria oferta económica de McLaren retornó en 1982 por los deseos de volver a competir pero también para encontrar respiro económico para las deudas de sus negocios comerciales. Ganó en su tercera carrera (Long Beach), sumó en 1984 su tercer título y un año más tarde se retiró finalmente con todos los honores.

Distinta fue la situación de Prost.  Despedido por Ferrari por sus duras criticas (”parece un camión”) al auto de Maranello que manejó en 1991, el francés tuvo un sabático 1992 pero no si antes asegurarse para la siguiente temporada el asiento del dominador Wiliams que dejaba libre el campeón Nigel Mansell. Volvió y con bastante comodidad cosechó su cuarta corona. Entonces sí, se fue definitivamente.

Alain Prost y Nigel Mansell se dieron el gusto de volver a la Fórmula 1 y ganar. Ambos lo hicieron con Williams. y el francés además salió campeón por cuarta vez.

En un punto intermedio pueden calificarse los regresos de Nigel Mansell y Kimi Raikkonen. No tuvieron la gloria de nuevas coronaciones pero no desentonaron. Con el título mundial 1992, el inglés se fue al CART y regresó parcialmente (cuatro carreras) en 1994 convocado por Willians para reforzar el equipo tras la muerte de Ayrton Senna y por Bernie Ecclestone para encontrarle algún adversario al dominante Michael Schumacher. Logró vencer en la fecha final en Australia y por eso se entusiasmó con el regreso completo que le propuso McLaren para 1995. Disconforme e incómodo con el rendimiento del modelo MP 4/10B-Mercedes Benz y enfrentado con su jefe Ron Dennis, Nigel apenas duró dos carreras antes de dar el portazo definitivo a la Fórmula 1.

El todavía vigente Kimi Raikkonen se marchó del Mundial en 2010 ante la llegada de Fernando Alonso a Ferrari. Anduvo sin demasiada suerte por el Rally Mundial y las camionetas del NASCAR antes de cantar volver en 2012 con Lotus y ganar dos carreras (Abu Dhabi 2012) y Australia 2013) que lo proyectaron nuevamente a Ferrari, donde permaneció hasta 2018. Actualmente transita con dignidad en Alfa Romeo los últimos tramos de su extensa campaña.

Un cuarto lugar en Austria 1986 sobre el poco competitivo Lola fue el mejor resultado del opaco regreso de Alan Jones a la Fórmula 1.Pasó casi desapercibido.

Queda para el final el caso de Alan Jones. Anunció su adiós a la Fórmula 1 al tiempo que festejaba su victoria en Las Vegas aquel 17 de octubre de 1981 en que su compañero Carlos Alberto Reutemann vió escapar el título mundial por apenas un punto. Volvió fugazmente en Long Beach 1983 sobre un Arrows y en forma permanente en 1985 y 1986 con el proyecto de Lola. Un cuarto puesto en Austria quedó como lo mejor de este retorno que Jones consideró un error.

Veremos qué pasa con Fernando Alonso, el ultimo exponente de este grupo de campeones mundiales que aceptaron el desafío de volver.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre