SUEÑOS QUE SE VAN CUMPLIENDO. 

1. Poder

2. Sí

3. Oportunidad

-publicidad-

4. Cambio

5. Agradecimiento

6. Felicidad

7. Transformación

8. Privilegio

9. Aprender

10. Romper estereotipos

11. Nuevo camino

12. Nuevo comienzo, en la historia del transporte.

Cuando a Marthina Eyrea Irazú, Daiana Vega, Rocío Gómez, Viviana Martínez, Diana Maturana, Silvina Sánchez Blanco, Evelina Bourren Heredia, Macarena Hernández, Rocío Almendra, Marianela Donaire, Duilia Cattarozi y Antonela Muchiut, se les pidió que definan, en una palabra, qué estaba siendo para ellas diplomarse como conductoras profesionales expresaron sus sentimientos sintética como ejemplarmente.

Gracias al programa creado por Scania Argentina, estas 12 mujeres se unen a las 36 que ya habían egresado en las tres ediciones previas demostrando que “se puede”, que ahora el “sí, le gana al no”, que la vida les da “otra chance”, que el mundo laboral está en un proceso de “adaptación a los tiempos que corren”, que si bien “el gracias dice mucho, hay que decirlo más y más”, que los corazones estallan “de alegría”, que la capacitación “no terminó”, que detrás del volante de un Gigante del Camino no importa el género sino “la eficiencia y responsabilidad”, que en la era actual estas iniciativas marcan “un antes y un después”.

Scania lanzó en 2019 este Programa “Conductoras”. Si bien, ninguna de las recibidas en este nuevo capítulo cuenta con una oferta concreta laboral, el 65% de las diplomadas anteriormente, se encuentran en tareas efectivas vinculadas al mundo del transporte, tanto arriba como debajo de los camiones. De todos modos, menos del 1% de las licencias profesionales emitidas en Argentina para transporte de carga pertenecen a mujeres.

Por ello, ahora, el porvenir lo deben forjar cada una de ellas como les fue dicho “yendo a golpear puertas”. Cuentan con una herramienta clave, una exhaustiva capacitación, más allá que para algunos empresarios rebajen esta experiencia a “conductoras de simulador”. Todavía hay barreras que atravesar, pero como también incentiva otra egresada: “hay que salir a comerse el mundo”.

 

“Animarse a seguir su propio deseo, de eso nadie se arrepiente. Queremos fortalecer estas iniciativas para fortalecer el futuro y no se vea como la valentía de la mujer sino, por la igualdad, por un porvenir que valga la pena. Gracias por inspirar y por esta ilusión”, alentó Cecilia Cross, Subsecretaria de Políticas de Inclusión del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, una de las autoridades presente junto al CEO de Scania Argentina, Oscar Jaern, el secretario de la Fundación Profesional para el Transporte, Horacio Demarchi, y representantes de las empresas que acompañan estratégicament la iniciativa.

Hubo tres anécdotas de aquellas que sustentaban su sueño y empiezan a hacerlo realidad. Una siempre quiso manejar un camión recolector de residuos. Otra quería ser “camionera” y lo logró dejando atrás años de frustración. La tercera, debió cumplir el mandato familiar: papá y hermanos podían ser transportistas, ella, recibirse de docente. Con el tiempo y gracias al programa de Scania pudo llegar a ser lo que quería ser en verdad.

Diversidad, inclusión, acortar la brecha de género objetivos que marcan “que este es el camino”, como remarcó Natacha Calero, Natacha Calero, Responsable de Prensa, Comunicaciones, Diversidad & Inclusión de Scania Argentina.

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre