EN EL CAMPO Y EN LA PISTA.

Germán Todino no es un piloto con dedicación exclusiva al automovilismo. Comparte sus incursiones en el Turismo Carretera y Turismo Nacional con el trabajo en el campo que su familia tiene en Rivera (provincia de Buenos Aires) y que incluye tareas de agricultura y ganadería. Anda tanto que reconoce que “no voy al gimnasio como otros pilotos pero me muevo más”.

Todino controló a Rossi y Canapino durante casi toda la final. El único momento incierto lo vivió con un fugaz sobrepaso de Rossi luego de un relanzamiento.

Matías Rossi y Agustín Canapino son dos de los pilotos hiper profesionales que tiene el automovilismo argentino. Ambos fueron derrotados en Concordia por este Paisanito veloz, apodo con el que alguien bautizó a Todino al verlo entre Matías y Agustín, lucir con orgullo y una sonrisa, la boina que identifica su extracción campestre. Una relación piloto-categoría-campo, que no es nueva en el TC pero que estaba bastante relegada en estos tiempos de ultraprofesionalismo. Todino la ha reivindicado para satisfacción de la ACTC que de esta manera entrega una nueva prueba que la categoría abre a todos las puertas de la victoria y mucho más si es alguien que ha transitado la escalera de sus categorías escuelas en el Mouras.

-publicidad-

Igual Todino tiene lo suyo aparte de su actividad campestre .Personalmente una empatía y espontaneidad que lo convierten en candidato a ídolo. Deportivamente, una interesante campaña. Debutó como ganador el año pasado en su primera temporada en el TC en la carrera fina en Villicum en medo de una racha de cuatro podios consecutivos, cortada esta temporada en la Pampa y que durante algunas fechas lo mostró al tope del campeonato.

El 4° puesto de Uucera rubricó el buen estreno del Torino atendido por el eficiente equipo Maquin Parts que ubicó sus cuatro autos entre los nueve primeros..Ardusso terminó 6° con un Chevrolet del LRD falto de velocidad

“Tuve un auto impresionante” reconoce Germán sobre ese Torino que el Maquin Parts puso a su disposición y que desde que se instaló en Concordia mostró su contundencia. Se le escapó por poco la pole ante Facundo Ardusso, pero en la serie y la final fue inalcanzable. “Y eso que no me tocaron dos suaves” puntualiza con el humor de sus 21 años, sobre el nivel de principales rivales que tuvo: Matías Rosssi y Agustín Canapino, nada menos. Controló ambos con su capacidad conductiva, su determinación y la tranquilidad de tener un auto veloz y confiable. La excepción a la regla de su dominio se dio en el relanzamiento tras la única entrada del auto de seguridad. Por unos metros Rossi le ganó el liderazgo, pero Todino recuperó enseguida su posición. “Nos respetamos, pero cuando vi que estaba de vuelta adelante, seguí acelerando” recordó con naturalidad.

Todino disfruta de su segundo triunfo en el TC con dos escoltas de lujo como los campeonas Matías Rossi y Agustín Canapino. «Fue un fin de semana inolvidable» destacó

Sin restarle méritos a la victoria de Todino, queda por saber si realmente Rossi puso todo su empeño por llegar la primera victoria del Toyota Camry, con el recuerdo de los cuestionamientos (“Rossi jugó con nosotros”) que le hizo Canapino tras su tercer puesto en Río Hondo. Esta vez no se escucharon reclamos tan fuertes (recordar que hubo una advertencia de la ACTC para quienes hiciesen declaraciones contra la imagen del ente fiscalizador) salvo el “me costó contenerlo a Rossi y una vez que me pasó reguló su andar” de Ardusso para explicar el triunfo perdido en la serie que marcó el primer éxito parcial del Toyota. También hubo un sutil  comentario del propio Canapino destacando que “puse todo e intenté avanzar pero nunca tuve una chance clara. Siempre Matías me tuvo controlado”. De todas maneras, el Titán, con un Chevrolet con el tope de lastre (35 Kg) tampoco buscó demasiado el sobreaso a su archirival, conforme con los puntos que le permitieron ampliar de 14 a 28 su ventaja en el campeonato ante su compañero Santiago Mangoni. Era el mejor negocio posible

Así con un Todino contundente, y con Rossi y Canapino, especulativos y/o resignados, el TC cerró su pasó por Concordia con menos emociones de las esperadas.

Fotos: Javier Vijarra/PrensPro y ACTC

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre