LOS

PEORES
DE LA
CLASE

Por Pablo Vignone

Después de seis Grands Prix disputados en 2010, casi la tercera parte del calendario, ideamos esta comparación de rendimientos entre los equipos que este año se incorporaron a la Fórmula 1. En la perspectiva de hacerla lo más fiel posible, fue trazada en torno al único equipo ya establecido que, como los debutantes Lotus, Virgin y HRT, utilizan el motor CA2010 de Cosworth.


La metodología fue la siguiente: se tomó la vuelta más veloz de cada equipo (de cualquiera de sus dos autos) en la tanda clasificatoria, en la que presumiblemente se viaja más rápido. Como ahora no se permiten los reabastecimientos en carrera, los autos salen a clasificar con escaso combustible en el tanque, y por lo tanto se presume que están en igualdad de condiciones, sin diferencias sustanciales en el peso. Tampoco las hay en la potencia, dado que todos utilizan el mismo impulsor, un V8 que a juicio de Williams, excedió los pronósticos en materia de potencia y consumo, pero que no es suficientemente elástico y disminuye notablemente su rendimiento a lo largo de la carrera.

Como los Williams fueron, efectivamente, siempre los más rápidos, se transformaron en el parámetro, por eso son el nivel cero. Desde allí, medimos las diferencias de los otros equipos, en segundos por kilómetro de pista, porque no es lo mismo la diferencia en Sakhir (Bahrein), que mide más de 6 kilómetros, que en Montecarlo, que apenas supera los tres kilómetros de recorrido.

¿Conclusiones? Los gráficos de Lotus y Virgin están apretados; en algunas carreras fueron más veloces los coches de Mike Gascoigne, en otras los que produjo Nick Wirth. Pero en el balance, en el promedio de estas seis primeras clasificaciones, Lotus supera a Virgin por una décima de segundo (567 milésimas por kilómetro a 668). Pero esa tendencia podría revertirse porque Lotus anunció que en poco tiempo cambiará el foco de su desvelo: dejará de desarrollar el T127 para concentrarse en el modelo 2011.

Y está claro también que, al menos en términos de rendimiento puro –lo que el auto puede dar en una vuelta a fondo- que las de el Hispania Racing Team son las peores máquinas de la Fórmula 1, una certeza sobre la cual existía el 99 por ciento de sospechas antes de este estudio. Solo en dos de los seis Grands Prix la diferencia fue menos al segundo por kilómetro, y en el promedio la ventaja fue todavía superior.

“Por supuesto que no somos competitivos” admitió la semana pasada el dentista rumano Colin Kolles, director deportivo de la escuadra. “Pero eso es algo que no está bajo mi control y me hace infeliz”. Kolles decidió que el HRT modelo 2011 se piense, se diseñe y se fabrique desde cero, sin atender a este auto pergeñado por Dallara en Italia con escasa calidad, pese a lo cual el mandamás insiste en que “el objetivo para esta temporada tendría que ser transformarnos en el mejor de los equipos nuevos…”. Si todavía cree en los milagros…

24/5/2010

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre