EN TODOS LADOS SE CUECEN HABAS Y HASTA MEJOR HERVIDAS QUE EN ARGENTINA. Fijate sino lo que pasó en Alemania a la hora de elegir el Mejor Piloto Alemán del Año. ¿Qué otro que Sebastian Vettel? dirás con toda lógica con el  recuerdo de las 10 carreras que el rubio teutón  ganó este año hasta ahora, sus 9 podios y la chapa del bicampeón mundial de Fórmula 1 más joven de la historia que con cuatro carreras por disputar se aseguró anticipadamente en Japón. Con semejante curriculum no debería haber dudas para consagrarlo el mejor piloto del año. Extraña y sorpresivamente no opinó lo mismo el Allgemeiner Deutsher Automobil Club, conocido por la famosa sigla ADAC y que traducido al castellano es la Federación Alemana de Automovilismo.

Los Tomczyk, padre-dirigente e hijo-piloto. Una combinación tan fuerte que relegó al bicampeón de F 1.

El “pobre” Vettel, no sólo no ganó sino que quedó tercero, detrás del segundo, que fue  Ken Roczen un joven de 17 años campeón de motocross. ¿Quién ganó? Martin Tomczyk, el mismo que después de varios años atrapó el título del DTM y el mismo que es hijo de Hermann Tomczyk, el presidente de la Federación Alemana de Automovilismo… Cuidado eh, que no cunda el ejemplo en Argentina…

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre