PREPARATE PARA EL ESPECTÁCULO.

Aclamada casi por unanimidad por el mundo fierrero como la categoría que mejores carreras entrega, el Turismo Nacional arrancó su temporada 2020.

Y lo ha hecho en el Ezequiel Crisol de Bahía Blanca, un circuito emblemático para la categoría y al que el TN retornó después de 10 largos años; eso sí  con obras inconclusas (no es la primera vez que ocurre en los casos de nuevos, o refaccionados autódromos, ni lamentablmente no será la última, a propósito remember el Autódromo de Rosario ante la visita del TC el año pasado…). Así ha podido notarse un sector interno de boxes sin pavimentar y, la consabidad tierra suelta alrededor de la pista con la lógica incertidumbre que eso acarreaba.

No quedan dudas de que pinta para ser una gran temporada del TN que, nomás de arranque, tuvo que modificar su cronograma debido a que hubo 41 autos en la Clase 2 y 39 de la Clase 3 y, por lo tanto, se realizarban tres series en lugar de las dos programadas.

En la divisional mayor, Manu Urcera defiende su título siempre dentro del Larrauri Racing y con el Honda Civic. Pero, claro, un pelotón que buscará destronarlo: Leonel Pernía (VW Vento), Facundo Chapur (Ford Focus), Juan Pipkin (Chevrolet Cruze), el retornado Jonatan Castellano (Ford Focus) y Mauricio Lambiris (Fiat Tipo), entre otros.

Bahía Blanca, la vuelta de un clásico del TN.

Dos de las novedades más importantes son el ingreso del Toyota Gazoo Racing con un Corolla atendido por el equipo de Tito Bessone y pilotado por Julián Santero, que se anota como candidato. La otra es la baja de un histórico y dos veces campeón Emanuel Moriatis, que por motivos presupuestarios de desvinculó de la estructura de Pepe Martos.

En la Clase 2 el campeón defensor Ever Franetovich no comenzó la temporada, ya que no pudo terminar de cerrar su presupuesto, una gran pérdida, esperemos circunstancial, para la divisional menor.

 

Fotos: prensa APAT.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre