EL MÁS ICÓNICO CORREDOR ARGENTINO DE AUTOS DE LA ERA MODERNA.

No esperes acá una catarata de datos, episodios, triunfos, campeonatos ganados, polémicas, reveses y algunas de sus incontables anécdotas.

A esta altura Juan María Traverso, a los 70 años recién cumplidos (28/12), refleja una dimensión que excede lo hecho en su tremenda campaña deportiva. Esa iniciada en 1971 con el Torino color naranja, y culminada en 2005, aquella fría mañana de Turismo Carretera. Sí, en Olavarría cuando mate de por medio con su amigo el Toto Etchegaray, arriba de colectivo-casa rodante, a poco de subirse al Torino violeta para correr su serie en el TC, le tiró: «no, no me traigas el buzo ni el casco, no corro más».

El Flaco envuelve más, mucho más que a un «corredor de autos» como nunca ha dejado de autoproclamarse, descartando las palabras «piloto» y más aún «chofer».

Traverso sintetiza como tantas figuras excluyentes del deporte argentino y mundial, un unánime reconocimiento y hasta veneración, como así contradicciones y yerros.

Sigue siendo a sus frescos 70 años, uno los muy contados que «mueve el amperímetro», más aún afuera del ambiente del automovilismo. Convertido el mundillo de las carreras en la Argentina desde hace mucho (lamentablemente), en una burbuja por errores e intereses, con escaso contacto con la realidad cotidiana y caída marcada del interés de la gente.

Es cierto que los nombres en el deporte, en la vida misma pasan, por más importantes que hayan sido. El Flaco ha pasado como corredor, hace 15 años que dejó de correr. Sin embargo, perduran y perdurarán su carisma, la idolatría, y el halo que lo rodea como también ocurrió con otros ídolos consustanciados y amados por la gente.

Un tipo, un corredor, metido en la piel de los que rodeaban caminos y cubrían tribunas para verlo correr; para aguardar de el lo que sólo el podía brindar arriba de un auto de carrera.

Uno se pregunta, si algún día saltará a las pistas un «nuevo» Traverso. Me arriesgo a pensar que existen y surgirán grandes pilotos, pero como El Flaco ninguno… 

 

 

 

 

 

,

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre