ALBERTO ESTUVO EN EL AUTÓDROMO.

Los pilotos alineados en la pista y el respetuoso silencio. La ausencia de Alberto Canapino, se hizo notar en Buenos Aires, donde el Super TC 2000 estuvo para abrir el campeonato 2021.

Agustin Canapino, visiblemente conmovido como fue comprensible, dejó escapar unas lágrimas; vive un momento personal muy duro ante la lamentada muerte de su padre Alberto. Y ahí estuvo Matías Rossi para darle un abrazo y hacerle el aguante. No son amigos, no comparten nada en la vida y más de una vez se han sabido enfrentar con dureza en las pistas y ante situaciones polémicas.

Valió el gesto de Matías y la receptividad de Agustin.

 

Los corredores en el homenaje en la recta principal.
El rostro serio, la mirada. Para el Titán fue otro momento duro.

 

Fotos: gentileza Pucho Gómez.

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre