Compartir

¿SE REPETIRÁ LA HISTORIA?

Hace un año, en la edición 2016 del Dakar, Kevin Benavides se convirtió en la gran revelación con su cuarto puesto entre las motos en su debut en la  prestigiosa carrera. Una actuación que lo proyectó definitivamente al equipo oficial Honda HRC. Benavides no pudo correr este año, por una inoportuna fractura de la muñeca derecha pero las expectativas argentinas tuvieron un digno representante en Franco Caimi, el mendocino  de 28 años que sucedió a Kevin en el equipo South America Honda Rally.

Franco Caimi junto a su Honda, la eficaz compañera para su brillante debut en el Dakar.

 

VisionAuto

“Sería espectacular llegar entre los diez primeros” le reconoció a Caimi a Visión en Jujuy al término de la tercera etapa cuando ya comenzaba a perfilarse su buen protagonismo. Terminó y por eso en la rampa de llegada su rostro desbordaba felicidad. “Todo esto superó mis mejores expectativas, sinceramente no me esperaba, ni el resultado, ni tanto entusiasmo de la gente” admitió con los hechos consumados de convertirse en  el mejor motociclista argentino, un privilegio por el que durante toda la carrera debió luchar con Martín Duplessis, (15º), otro compatriota de relevante tarea con su KTM y el mismo que para completar el presupuesto debió vender su moto particular…

El efusivo festejo de Caimi en la rampa de llegada."Todavía no caigo", reconoció el motociclista mendocino.

“Fue una carrera muy dura porque además debí aprender a navegar, ya que vengo del Enduro que es distinto. Encima tuve que cargar la mochila del recargo de una hora que tuvieron varias Honda. En mi caso me  pareció injusto, porque si bien entré en el reabastecimiento no recargué combustible, pero como estaba marcada la entrada, me sancionaron…” contó sobre un episodio que afectó su ánimo y que pudo superar gracias al respaldo brindado por el equipo dirigido por Javier Pizzolito. “Sin ese recargo pude haber estado algún puesto más arriba” estimó Caimi (hubiese ganado un lugar) sobre esa sanción que lamentó más el español Joan Barreda Bort ya que teóricamente (llegó a 43m08s del ganador) le impidió alcanzar ese triunfo que Honda esperaba y que KTM festejó por 16º año consecutivo, esta vez  gracias al inglés Sam Sunderland, el primer piloto británico en triunfar en una división del Dakar.

“Por ahora quiero descansar y prepararme para el campeonato argentino. Me gustaria hacer alguna carrera en el exterior, pero iré donde me lleve el equipo” cerró, ya en función de su futuro, un sonriente Caimi, una grata sorpresa y otra esperanza para que algún día no muy lejano un motociclista argentino pise fuerte en el Dakar.

 

Por M.S.

Fotos. Mónica Paz

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre