EL SANJUANINO Facundo Della Motta descorchó champán en lo alto del podio de El Zonda… pero no era el suyo.

Este licenciado en Economía de 26 años no hace automovilismo de manera profesional: desde chico está inmerso en la producción de vino, una cultura que viene de familia. Ganador de la carrera de TC2000 ante su público, y piloto de TopRace Series, lo del sanjuanino pasa por otro lado.

SpeedAgro

“Mi familia se dedica a la vitivinicultura desde hace tiempo –le cuenta a VisionautoArmé un emprendimiento propio, en una bodeguita abandonada, en Santa Lucía, y hacemos espumante: espero llegar a fin de año con una producción de 150 mil botellas en un año y medio”.

Pese a la sorpresiva victoria que consiguió el domingo en San Juan, no está seguro de continuar en la disciplina. “Es que conseguí presupuesto para hacer solo esta carrera, y hacer las dos categorías a la vez, además del TopRace, se me complicaría. Veremos”.

Se ganó el aplauso quitándole la vanguardia a Franco Girolami en la última curva de la última vuelta en El Zonda.

-¿Qué sale menor, el espumante Della Motta o maniobras como la del domingo?

-Uh, el espumante sale más a menudo… Además, seamos honestos: tuve mucha suerte. El (Girolami) frenó diez metros antes, no creyó que yo estaba tan cerca”.

Della Motta tuvo una asistencia de lujo a través de la radio. “Cacho Ruesch me iba cantando las vueltas que faltaban y yo no le decía nada, nada, nada… El tema es que el auto se me iba mucho de trompa y sabía que en la Viborita no iba a poder pasarlo”.

Así, con esa maniobra, se fabricó las burbujas del primer lugar; en la semana hace las propias. “Cualquier espumante por el que pagues más de 30 pesos la botella tiene que ser bueno” aconseja.

Por el equipo de VA 

Foto Prensa TC2000 

 

 

Jeluz | Productos Eléctricos

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre