TODO SIRVE.

Ford Motor Company y McDonald´s Estados Unidos les darán próximamente a los vehículos un shot de cafeína a través del uso de un clásico de la rutina diurna, los granos de café. Los mismos serán utilizados en la fabricación de autopartes como, por ejemplo, las ópticas.

Cada año, se descartan millones de toneladas de cáscara de granos de café durante el proceso de tostado. En conjunto, Ford y McDonald´s descubrieron que la cáscara puede convertirse en un material resistente que sirve para reforzar ciertas partes de los vehículos. Calentando la cáscara del grano de café a altas temperaturas, con bajos niveles de oxígeno, mezclándola con plástico y otros aditivos, da como resultado un material fácil de manipular.

Ford y McDonald’s y una novedosa forma de reciclar.
SpeedAgro

La composición de la cáscara del grano de café reúne las especificaciones de calidad para partes como ópticas y otras piezas del interior y del capó del vehículo. Los componentes resultantes son 20% más livianos y requieren de un 25% menos de energía durante el proceso de moldeado. Esta es la primera vez que Ford utiliza cáscaras de granos de café para convertirlas en partes específicas de sus vehículos.

“El compromiso de McDonald’s por innovar concuerda con nuestra forma de pensar y accionar en pos de la sustentabilidad”, dice Debbie Mielewski, Senior Leader del departamento técnico de sustentabilidad y del equipo de búsqueda de materiales emergentes de Ford. “Por más de 20 años, esta ha sido una prioridad para Ford y esto es un ejemplo de cómo dos industrias trabajan juntas e intercambian materiales que de otra manera hubiesen sido descartados o desperdiciados”, finalizó.

 

Fotos: Prensa Ford Argentina.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre