EL ESPECTÁCULO DEBE CONTINUAR

Por eso y con el fresco dolor de la muerte de Juan Marcos Angelini, el TC encara el comienzo de su 11ª Copa de Oro. Esa Copa de Oro que Tati disputó cinco veces y a la que este año buscaba integrarse como los Tres del Último Minuto. Junto con su avioneta, su ilusión se destrozó mucho antes y no en una pista. Igual su Dodge está en La Pedrera, donde un ratito antes de la final, su símbólica y emotiva presencia la vas a ver en el homenaje que la categoría y los pilotos le rinden a la memoria de Angelini.

Rossi, Mazzacane . Trosset, Pernía, Trucco, Gianini (arriba); Ortelli, Canapino, Castellano, Ardusso, Lambiris y Werner (abajo) rodean la Copa de Oro, el gran objetivo de todos.
SpeedAgro

Hay otro Dodge. El de Jonatan Castellano, compañero de equio de Tati durante varios años. Ganador de la etapa regular, Pinchito arranca con 31 puntos y una ventaja de 23 sobre Facundo Ardusso, Matías  Rossi, Agustín  Canapino, Mauricio  Lambiris, Mariano Werner y Leonel Pernía, los otros ganadores que entran en este primer grupo para definir el campeonato. “Es una buena ventaja, pero no define nada”  dice Jonatan, sin desconocer que es la gran oportunidad que tiene de conseguir una corona que su padre Oscar logró consecutivamente entre 1987 y 1989.

Su situación de líder de las posiciones no le impide a un realista Pinchito reconocer que los grandes candidatos a la corona son los Ford. “Por lo visto en Paraná con el triunfo de Rossi, parece que la marca tiene un plus. Veremos qué pasa en pista aunque creo que los Ford están un escalón por encima del resto”, explica Pinchito. No es el único que avizora un futuro ovalado para la Copa. También  Guillermo Ortelli avisa sobre esa supremacía de los Ford. Es una voz para escuchar la del séptuple campeón del TC que junto con Gastón Mazzacane, Juan Martín Trucco, Nicolás Trosset y Juan Pablo Gianini conforma el grupo que arranca con la presión de lograr la victoria que es obligatoria para todo campeón de TC.

El Dodge que en vida manejó Juan Marcos Angelini está en La Pedrera y forma parte del homenaje que tiene previsto la ACTC antes de la final.

“No será fácil defender el uno”,  vuelve a decir el campeón Agustín Canapino en un mensaje que no suscriben muchos de sus rivales que lo toman como una estrategia y lo ven al Titán como la mejor carta de Chevrolet. Desde la vereda de Torino, el subcampeón Facundo Ardusso no es tan contundente. “Ahora se verá el verdadero potencial de cada conjunto”, señala Facu que reconoce la necesidad de una mejoría en el rendimiento de su Toro para poder ilusionarse con el titulo que por un cuarto de punto se le escapó el año pasado.

Emanuel Moriatis es el último ganador del corto historial (dos competencias) en La Pedrera. Corre el fin de semana pero sin estar integrado en el grupo de la Copa de Oro.

Ese favoritismo que muchos ven en los Ford tiene el principal foco en Matías Rossi. “Ahora sé que tengo un auto para pelear por el campeonato y por eso mi objetivo es ganar el título con Ford” ,admite el Misil que relanzó sus acciones tras su arrasador paso por Paraná, que le permitió saltar del 15º lugar al 11º que le dio el pasaporte a la Copa de Oro. Werner y Lambiris son otras buenas  opciones de la marca. La del uruguayo depende de cómo hayan quedado las cosas con el equipo del Gurí Martinez, tras esa desclasificación en Paraná que tanto le molestó al piloto oriental.

Arranca la Copa de Oro con un camino que en sus tradicionales cinco escalas tiene dos finales en circuitos como El Villicum sanjuanino y San Nicolás, que el Turismo Carretera transitará por primera vez.”Será dos grandes desafíos para la categoría y los pilotos”, admite Hugo Mazzacane, confiado como siemrpe que el  TC los superará con éxito.

 

Fotos: Prensa ACTC

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre