HAY LUGAR PARA LOS DOS

¿Habremos asistido al último paso del Súper TC 2000 por El Zonda, ante el inminente estreno del circuito de El Villicum?

La imponencia que le dan las montañas lo hace único al Zonda, y por eso la mayoría de los pilotos quiere su continuidad en el calendario del Súper TC 2000.
SpeedAgro

Puede ser, si uno escucha, como lo hace Visión, sentenciar a Antonio Abrazian que “Villicum será la muerte del Zonda porque es poner frente a frente a un autódromo moderno, donde se pueden efectuar todo tipo de espectáculos con otro clásico e histórico, pero con una infraestructura de hace 50 años que no permite los eventos actuales y tampoco tiene gran seguridad. No desconozco la tradición e historia del Zonda, pero ahora con eso no alcanza. Al Zonda sólo lo puede salvar una gran inversión, pero no sé qué harán los gobiernos cuando tengan que elegir entre poner plata en un circuito moderno o en uno de 50 años”.

Pese a su énfasis a favor de El Villicum, Abrazian no asegura que el Súper TC 2000 lo vaya a visitar en el 2019. “Vamos a ver cómo se dan las cosas con los trabajos en El Villicum, que estaban previstos para que fueran terminados el año pasado, y se retrasaron. Ahora llegarán con lo justo para poder hacer la carrera del Mundial de Superbike, y evitar la penalización de la Federación Internacional de Motociclismo“,  señala el presidente del Súper TC 2000. Tal vez la decisión final sobre si ir al Zonda o a Villicum, o a los dos, pase por el gobierno sanjuanino, sostén económico de la reciente carrera ganada por Matías Rossi.

Construido inicialmente para el Mundial de Superbike, el circuito de El Villicum, de 4266 metros, recibirá también al Turismo Carretera en noviembre.

Sin tanto énfasis como Abrazian, Miguel Angel Guerra también ve con dudas la continuidad del Zonda. “Y… no sé, si vamos a seguir viniendo al Zonda…”, le responde a VA meneando la cabeza y antes de argumentar que, “El Zonda necesita muchas inversión, y si el gobierno sanjuanino decidió encarar la construcción de El Villicum es porque algo intuye sobre el futuro del Zonda”.

Quienes no dudan en su deseo de seguir corriendo en el Zonda son los principales pilotos. “Hay que seguir viniendo porque no se puede dejar de lado un circuito tan espectacular e histórico”, sostiene Mariano  Werner. “El Zonda es especial para el Súper TC 2000, y creo que puede convivir con El Villicum, que por sus características se adapta a las necesidades del TC”, apunta Matías Rossi. Mientras tanto, el campeón Facundo Ardusso, quien ya recorrió El Villicum, suma su voto a favor del Zonda, explica que ”El Villicum es un circuito diagramado más para las motos que para los autos. Tiene muchas curvas, es lindo para manejar pero no saldrían buenas carreras porque hay pocos lugares para pasar“. A su turno  Agustín Canapino, destaca “la adrenalina que me produce correr en El Zonda, es tanta que me hace latir más fuerte el corazón”, como sensación especial que le hace disfrutar las carreras entre las montañas.

Llevarse autos destruidos por un accidente es una práctica habitual de los equipos en sus visitas al Zonda. Hay previstas obras para mejorar la infraestructura y seguridad.

Interesante conocer también la opinión de Ricardo Meritello, titular de la Asociación San Juanina de Volantes e hijo del recordado Antonio Meritello, uno de los impulsores del Zonda. “Tengo la palabra del gobernador que El Villicum no terminará con El Zonda, y que ambos circuitos podrán convivir recibiendo a distintas categorías“,revela el dirigente a Visión, antes de declararse satisfecho por el paso del Súper TC 2000 y con una concurrencia que estimó entre las 7000 y 8000 personas. Aceptable para esta actualidad de la categoría y el automovilismo nacional, pero lejos, muy lejos, de las 30.000 que solía convocar en los 90, cuando se consideraba a El Zonda “la capital del TC 2000”

Cambiaron los tiempos y al Zonda le salió un competidor. Si no se pudo evitar que haya dos autódromos en una misma provincia, al menos tratemos de que puedan convivir en paz.

 

Fotos: AIF

 

Jeluz | Productos Eléctricos