UNA


CLASICA

FIESTA



-publicidad-

Seguramente que los sensacionales días primaverales del fin de semana largo colaboraron, pero según los organizadores de Autoclásica 2010 unas 48 mil personas concurrieron a los jardines del Hipódromo de San Isidro entre viernes y lunes para admirar los 500 automóviles y las 300 motos que estuvieron expuestos.

Una Limousine Renault 35/40 CV 1906 con carrocería Rothschild (aquí arriba) fue distinguida por el jurado con el mayor premio de la muestra «Best of Show Autoclásica 2010». Entre las motos, la ganadora del premio «Best of Show Autoclásica 2010″ fue una Benelli SEI 1978, de 6 cilindros (a la derecha).




El Renault se distinguió por portar uno de los chasis más grandes de la marca de su época, con un motor de 4 cilindros bi-block de 7,5 litros de cilindrada. Este vehículo fue encargado por su propietario y enviado a carrozar por Rothschild. La Benelli es una icónica moto italiana, de lanzamiento exitoso y muy comentado, pero vida efímera.







Se distinguió con un premio especial al Alfa Romeo 308 con el que Oscar Gálvez venciera en febrero de 1949 a los ases del automovilismo europeo en el circuito de Palermo.

Entre los autos destacados figuran una Ferrari coupé sport que corriera Carlos Menditeguy; el Trueno-Chevrolet 43/70 de Mecánica Argentina Fórmula 1, doble ganador de las “500 Millas de Rafaela” en 1970 y 1971; y un Voisin de la Belle Epoque que fue señalado por el prestigioso y afamado diseñador de la Regie Renault, Patrick Le Quément, integrante del jurado de Autoclásica 2010, por su concepto estético derivado de tecnología aeronáutica.

Fotos: Autoclásica

11/10/2010

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre