TIROS EN LOS PALOS.

Facundo Chapur es uno de los muy buenos pilotos argentinos, dos veces campeón en Turismo Nacional, animador arriba de cuanto auto maneje; ha pasado por el Super TC2000, y corre en TN, TC Pista y TC Pick Up.

Es un piloto joven con sólidas aptitudes, ambicioso, un tipo extravertido, histriónico y, a la vez probado arriba de un auto de carrera. A quien  acaso le resta rendir una  alguna última materia para codearse con los top 5 del automovismo autóctono.

El Focus del cordobés estrenado este año, ya rindió frutos.

Como en tantos casos, en más de una ocasión en las temporadas más recientes, quedó a las puertas de más victorias e inclusive, algún título. Desencantado con el Super TC2000, hace un par de temporadas, se sumó al planeta de la ACTC, al tiempo que mantuvo su ficha en el TN donde se mueve como pez en el agua.

-publicidad-

En la vuelta del TN a La Rioja, plaza no visitada desde hacía una década, en un autódromo pintoresco, custodiado por la imponente Cordillera de los Andes a la distancia, al que si bien remozado le restan mejoras importantes, Facundo se reencontró con la victoria en TN. Debieron transcurrir poco más de dos años (anterior, noviembre 2020), y resultó su segundo triunfo al  hilo en la muy abrasiva pista riojana Séptimo en la división, dado que había anotado el anterior el 6 de mayo de 2012 por entonces en la  Clase 2. En tanto, en la Clase 3 no celebraba desde el 4 de agosto de 2019 en la tierra misionera, en Oberá.

A Chapur le escaseaban las victorias desde hacía demasiado. Y sabés lo que valen más todavía en el automovilismo de nuestro país, apremiado, rodeado por urgencias y ansiedades originadas muchas veces por querer ganar y no conseguirlo, con la frecuente consecuencia de caídas de patrocinantes y divorcios de equipos y motoristas o chasistas.

En el TN, al cordobés del Ford Focus, lo respalda el Crucianelli GC Competición, de los más importantes en la categoría, propiedad del empresario Gustavo Cano, con el «Pejerrey» Belloso como jefe de equipo y el reconocido Carlos Serpero en la función de director técnico. «Sentimos todos una alegría inmensa, y ni hablar en lo personal. El equipo apostó este año a hacer un auto nuevo y completamente diseñado por mí», contó Carlos a visionauto. «En cuatro carreras -resaltó- logramos dos podios incluído el de la victoria en La Rioja. Sin dudas, un resultado así motiva más aún para seguir. Hasta el año pasado, la dirección técnica era compartida, y desde 2022 he afrontado en lo personal el gran desafío». El Crucianelli GC Competición también, precisaba descorchar el champán. No lo hacía en la «3», desde el mismo 4 de agosto de 2019 en Oberá, cuando hubo victoria con Julián Santero como piloto.

Peleó Facu con Leo Pernia (su Focus con fallas, lo hizo abandonar), hasta  pasarlo mediante una clara maniobra en la horquilla, Tampoco vio la cuadriculada otro postulante al título, en caso dispuesto a retener el título de campeón ostentado: Santero, su Toyota Corolla lo dejó a pie por segunda vez en el año, cuando buscaba un lugar en el podio. Su salida, dio lugar al avance de Jonatan Castellano y Carlos Javier Merlo, finalmente acompañantes de «Metralleta» en el podio.

Calzado con el inconfundible sombrero alado, y su sonrisa bonachona, Castellano emprendió junto a su familia, el regreso a Lobería como nuevo líder del campeonato 2022 Río Uruguay Seguros. Suma 93 unidades, apenas tres puntos más que Merlo, y por seis aventaja a Jerónimo Teti (llegó 15º).

ABDALA SIN RESPIRO

La Clase 2 ofreció otra de sus reñidas carreras. Esos autos pequeños, cinco puertas, viajan como violines, al límite de la adherencia (más aún cuando la lluvia caída temprano mojó el pavimento) y sus motores al límite.

Abdala en el centro del podio riojano, junto a Bustron y Signorielli.

El chubutense Christian Abdala en el Toyota Etios, ganador de punta a punta pese a tres neutralizaciones, a poco más de conocer el triunfo por primera vez, y al frente de las posiciones con 116 puntos. Apretados, lo siguieron el Gol Trend de Facundo Bustron y Matias Signorielli en su Nissan March, la otra de las marcas japonesas afianzadas y dominadoras en la «2». Luego Marcos Fernández, del mismo modo con un Nissan y Renzo Blotta (Etios) y Miguel Ciaurro (Gol Trend).

Última riojana.
Figgo Bessone, hijo menor de Tito, ante su primera victoria en la Copa Abarth Argentina, la monomarca surgida hace poco, nueva telonera del TN, al cabo de la segunda fecha.

No se dieron tregua Figo y Santino Balerini, tanto que Bessone prevaleció por el canto de una uña, apenas 3/10.

Sin embargo, el chico rosarino no mantuvo el lugar de escolta. Los comisarios de la CDA del ACA, consideraron que tuvo la culpa en un toque con Aaron Fernández, retrogradándolo al tercer puesto, por lo que ascendió al segundo Alan Iserre. Siguen junto al TN en Neuquén.

Fotos: Prensa APAT.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre