LAS NUEVAS CARACTERISTICAS de los zapatitos italianos que la Fórmula 1 calzará este año permiten suponer que se alcanzará otro record…

Está dicho en doble sentido: primero, porque la fragilidad intencional con que se dotó a las nuevas cubiertas Pirelli (paredes más blandas, hombros más duros) sugiere que  la cantidad de detenciones en los boxes para cambiar neumáticos se va a multiplicar respecto del 2012; segundo, porque eso dará más posibilidades a los equipos de bajar los tiempos en los cuales se cambian las cuatro cubiertas de un bólido de F-1.

El año pasado, McLaren se vanaglorió de haber bajado los tres segundos para completar un recambio, y el objetivo está fijo en arañar los dos segundos para redondear la operación. Se presume que este 2013 de cubiertas con mayor degradación acelerarán el proceso de recambio y, por lógica, darán más chances a los mecánicos de practicar la operación en condiciones reales, con las presiones de la carrera encima.

Se puede discutir largamente si esta nueva variable es acorde con la filosofía de la competición. La F-1 está en un punto en el cual no se premia estrictamente la velocidad pura, sino la manera más exitosa de negociar algunas condiciones impuestas, que tienen que ver más con la necesidad de entregar un show a los fanáticos que con establecer cuál es el auto más rápido o el piloto que más velozmente lo conduce.

Por el otro lado, cuando en la F-1 super-dispendiosa de este siglo se libera la mano de los diseñadores y los constructores, lo que se ve es un simple ejercicio de ingeniería que produce carreras extremadamente lineales y por lo común aburridas. Es esa una puesta en escena de automovilismo puro, pero la filosofía de show-business que subyace en el automovilismo de hoy, que sienta sus bases de práctica, no se lo bancaría.

De manera que ahí andan los pilotos de F-1 en Barcelona, en la segunda tanda de entrenamientos previos a la apertura del campeonato 2013 en Melbourne (Australia), intentando ponerse a tono con esta nueva panoplia de zapatillas de goma. «Este neumático es generalmente más suave y más rápido que el año pasado con la degradación deliberadamente aumentada» asegura Paul Hembery, máximo responsable de competición de Pirelli.

Continúan los ensayos de Fórmula 1, esta semana en Barcelona.

Fernando Alonso sintió de entrada que su nueva F138 era dos segundos más veloz que la F2012 pero se lamentó de que la fragilidad de los neumáticos (una característica que el fabricante buscó lograr siguiendo instrucciones precisas) le impiden sostener un ritmo de desarrollo del auto que sería más adecuado a las circunstancias.

«No es la mejor opción para unas pruebas como éstas hacerlas con neumáticos que solo duran una vuelta -señaló- porque hay mucho que probar y necesitamos tener información clara al respecto, lo que no se puede cuando en la segunda o tercera vuelta sos cuatro a seis segundos más lento que en la vuelta inicial».

El mexicano Sergio Pérez pronosticó «de siete a diez paradas» en Melbourne con la goma que están ensayando en Barcelona, «La degradación es extrema -indicó el mexicano- Si la cosa no cambia, podríamos necesitar esa cantidad de paradas para completar la carrera». Seguramente su compañero Jenson Button siempre vaya a precisar menos…

Para el campeón mundial Sebastian Vettel, el consumo «es extremo, no aguantan ni dos vueltas, pero todavía nos falta entender a estas cubiertas». El alemán Nico Rosberg opina que «la degradación es masiva» pero entiende que «las principal prioridad de las cubiertas es que sean buenas para dar espectáculo, para hacer las carreras excitantes para los fanáticos. Nosotros tenemos que acostumbrarnos, es importante tener buenas carreras».

¿Qué dice el constructor de los neumáticos?  «Cada auto tendrá un máximo de 35 conjuntos de los nuevo neumáticos supersuave Pirelli P Zero, compuestos blando, medio y duro disponibles en Barcelona, incluyendo el intermedio Cinturato y neumáticos de agua si fueran necesarios. En total, cada equipo tiene derecho a 100 juegos de neumáticos por vehículo para las pruebas en el transcurso de una temporada. Pirelli recogerá 20 de los conjuntos por auto que se pondrán a prueba en Barcelona, mientras que los equipos serán libres de elegir 15 más. Cualquier otro juego de neumáticos que no hayan sido utilizados en la prueba anterior de Jerez se puede utilizar en esta prueba».

Mientras la Fórmula 1 sigue ensayando en Barcelona, el debate está servido.

Por el equipo de VA

 

 

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Es increible este Bernie… La verdad que no se si va a haber un tipo que sea tal genio en las negociaciones. Si yo fuese un espectador pasivo del automovilismo (como la mayoria de la gente en el mundo) y hojeando un diario veo que las gomas Pirelli se desgastan mucho y bla bla bla me creo el cuento y no le pongo una cubierta de esa marca ni que me la regalen!
    El negocion que hizo el viejo ese cuando se fue bridgestone me parece que lo favorecio (en guita, obvio, y publicidad) solo a él.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre