RELACIONES TENSAS.

¿Hasta cuándo Red Bull aguantará sin chistar derrotas como la de Brasil o la que parece que se viene en el primer Gran Premio de Qatar tras la paliza que Lewis Hamilton con un veloz Mercedes Benz le pegó en clasificación a su escolta inmediato Max Verstappenn al relegarlo por casi medio segundo, exactamente 455/1000. Una barbaridad para un duelo entre pilotos y autos tan parejos. Es casi la misma diferencia que en la clasificación separó a Vertappen del Lando Norris, ubicado sexto.

Bastante preocupado está Verstappen por la diferencia que Hamilton marcó en clasificación. «Por lo menos estoy segundo» se consoló el holandés que aventaja a Lewis por 14 puntos en el campeonato.

El tema en cuestión en este nuevo enfrentamiento de estos dos grandes protagonistas de la actual Fórmula 1 es alerón trasero del Mercedes Benz. Un elemento sobre cuya flexibilidad, los puntillosos representantes de Red Bull han puesto la lupa desde la carrera de Hungría, en agosto.  Sostienen que esa presunta irregularidad del alerón trasero le permite ganar velocidad en la recta que según sus cálculos fue 14 Km/h en México y de ¡24 Km/h! en Brasil, donde Hamilton logró, impulsado también por un gran motor, una espectacular victoria luego de superar 24 autos entre la carrera spint y la final.

-publicidad-

«Si aparecen en Jeddah o Abu Dhabi (dos últimas carreras del campeonato) con esa ala que vimos en Brasil donde el Mercedes era inalcanzable, protestaremos» advierte Christian Horner, jefe deportivo de Red Bull antes de señalar que esa diferencia de velocidad no se ha notado tanto en el fin de semana de Qatar ya que de acuerdo a su estimación se redujo de 24 a 7 Km/h. Igual pidió la continuidad de las investigaciones de la Federación Internacional del Automóvil (FIA). “Hay regulaciones muy específicas sobre este tema. Creo que es algo aún más avanzado, oculto, por lo que es más difícil de detectar desde una cámara. Pero se puede ver que el rendimiento en recta desde Hungría, y particularmente en los últimos dos Grandes Premios, ha sido exponencial. Eso obviamente nos preocupa. Y es por eso que Adrian Newey y Paul Monaghan lo han estado discutiendo con la FIA. Seguiremos la situación y dependerá realmente de lo que suceda este fin de semana, lo que veamos y el análisis que hayamos realizado. Hay mucho en juego y sólo queremos asegurarnos de que sea un campo de juego equilibrado” explicó Horner. Más ansioso parece Helmut Marko, quien no descarta protestas para el fin de semana.

Una tensa conferencia protagonizaron Toto Wolff y Christian Horner, jefes deportivos de Mercedes Benz y Red Bull. «No necesito salir a cenar o besarle el culo a Toto como hacen otros» disparó Horner.

“Creo que el alerón está dentro de lo permitido y por lo tanto es legal” responde Toto Wolff, jefe deportivo de Mercedes, sobre ese cuestionamiento que pone énfasis en la objeción de las marcas de puntuación en la placa de extremo del alerón trasero del Mercedes Benz. Según reclaman esas marcas indican que el alerón ha estado flexionando a alta velocidad. «Miramos y no hay marcas, por lo que realmente no entendemos de qué se trata» retruca Andy Shovlin, ingeniero jefe del equipo Mercedes Benz.

¿Y los pilotos que dicen? Poco, casi nada del tema. Apenas Verstappen deslizó un sugestivo  “estamos sufriendo más de lo normal“ sin otras precisiones. Poco después  Max fue convocado por los comisario para analizar su actitud frente a las banderas amarillas en la parte final de la clasificación. Recuperado de problemas estomacales que lo afectaron en los días previos, Hamilton se refirió al circuito y lo calificó como “maravilloso para conducir” Seguramente ambos hablarán más en la pista.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre