EL TRIBUTO A FANGIO.

El tan emotivo evento que tuvo lugar en Balcarce, con el traslado de los restos del Chueco Fangio desde la bóveda familiar al nuevo mausoleo instalado en el Museo Juan Manuel Fangio en pleno centro balcarceño, dio pie a la presencia de gente del ambiente automovilístico nacional, más allá de la monopolizadora asistencia del gran Jackie Stewart y el prestigioso diseñador y constructor argentino, Horacio Pagani, ambos arribados especialmente.

Los dirigentes en el almuerzo en el autódromo balcarceño.

Con posterioridad al conmovedor traslado de los restos de Fangio, en el Autódromo ubicado en la Sierra La Barrosa, hubo un almuerzo y se exhibieron y desfilaron autos del Museo y en algún caso, utilizados por el Quíntuple.

La ocasión dio para encuentros y charlas como las percibidas por visiónauto entre el presidente de la CDA del Automóvil Club Argentino (ACA), Carlos García Remohí; el vice presidente 1º de la ACTC, Gastón Mazzacane (en representación de su padre Hugo, titular de entidad) y el vice presidente 2º del ACA, Jorge Revello.

-publicidad-

Los diálogos informales corroboraron la aceitada y fluída relación entre el ACA y la ACTC, como se ha venido dando desde hace unos años, luego de épocas pasadas donde las confrontaciones y conflictos fueron recurrentes.

El vínculo entre el ACA y la ACTC debería fortificarse aún más, y concretarse en políticas, estrategias, proyectos, planes deportivos. El automovilismo argentino careciente en muchos aspectos, los precisa.

Fotos: visionauto (especial desde Balcarce)

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre