UN  PUMA EN LOS PALENQUES.

 

Sorprendería verlo ¿no? Así, sorprendió la presencia de Oscar Aventín en del Campo Argentino de Polo, en Palermo. Ocurrió durante la presentación de la carrera de TC del 27 de marzo, en Concepción del Uruguay.

Más delgado, sin el vozarrón de sus tiempos de oro al frente de la ACTC, costó reconocerlo detrás el barbijo y los anteojos oscuros fashion. Aventin habló con el programa Boxes Radio conducido por Germán Litardo (AM810, radio Federal, lunes a viernes a las 17).

Vine por mi nieto Franco Deambrosi», sus padres son una de sus hijas y Gianni Deambrosi, el ex piloto de TC, hijo de Juan Carlos, acordate, quien supo presidir la ACTC. «Por ahora (Franco) es un proyecto, pero ya se ganó la atención con su actitud. Va al frente, quizás demasiado, quizás no …, pero también en su juventud Matias Rossi,  tenia un toquecito en cada curva hasta que se aplanó y se convirtió en un pilotazo”, destacó sobre Franco antes de agregar “por supuesto participé en la construcción del auto, que tiene los colores rojo y negro que usaba yo..”.

La mención de su rincón familiar, también se extiendió al presente de su hijo Diego, el campeón 2013 de TC. “Está en Estados Unidos donde fundó una empresa para sumar a la de Fernet que tiene en Argentina, y que dejó funcionando. En Estados Unidos se dedica a la construcción, lo mismo que yo, aunque en mi caso estoy casi retirado. Le está yendo bien e hizo varios amigos entre los argentinos que están viviendo allá”.

Sobre lo que sigue siendo una de sus razones de ser, el automovilismo, respondió el Puma a Boxes Radio: Miro las carreras pero estoy alejado de la categoría. La única forma de alejarme era como lo hice yo, al anunciar que no me iba a presentar a la reelección e irme. Ya estaba empachado. Le dediqué muchas horas, muchos años de mi vida, pero por suerte dejé una categoría bien plantada que le sigue gustando a la gente. Y la realidad es lo que opine la gente. Nosotros los dirigentes podemos opinar, también lo hace los periodistas, pero lo de la gente es inapelable, como las 60.000 personas que hubo en la carrera de La Pampa”.

¿Le quedó algo pendiente como presidente de la ACTC?, le preguntaron, «estoy conforme y contento, de haber estado todos esos años trabajando para la ACTC y el automovilismo todo. Me fuí con todos los honores del Automóvil Club Argentino. Después de muchos años de enfrentamientos que no le sirvieron a nadie, hicimos las paces. Quedé en total armonía, con Jorge Rosales, su presidente, un señor. Estoy bien y tranquilo. Lo que pase ahora será responsabilidad de la actual comisión».

En ese sentido, acerca de volver a la dirigencia, respondió: «Mi ciclo como dirigente está cerrado. Tomé la decisión de irme, sabiendo que ya no iba a volver y que era el mejor momento, porque todo lo que se hizo era lo que se podía hacer, Por ejemplo tener los  motores diseñados por Berta ganando 130/140 HP, imponer los chasis con las células  de seguridad que protejen internamente a los pilotos. Fue un diseño de Alejandro Solga que trabajó conmigo 12 años, y durante ese tiempo lo mandé tres veces a Estados Unidos para que copiase lo mejor de lo mejor y lo aplicara en los autos de TC. Y es lo que ahora está funcionando”.

Aventin con una publicación (en la foto con Diego Maradona en una carrera de TC en Buenos Aires) que le acercaron.

Aventin después echó una mirada al TC actual y al automovilismo, «al TC lo veo bien y al automovilismo en general no lo veo mucho porque estoy viajando bastante. Estuve varios meses en Estados Unidos y recorrí Europa. Hice cosas que antes no había podido hacer por estar dedicado totalmente al automovilismo. Igual vi que hay categorías que se mantuvieron, y otras que perdieron interés y están buscando recuperarse. Para lograrlo, deben involucrarse más los pilotos. Las presencias de las fábricas a veces son contraproducentes, porque un día pueden decir basta. Y si vos basaste toda tu estructura en ellas…, ¿Qué hacés cuando se van? Te quedas en el medio del río. Es un tema que hay que tomar con filosofía. En su momento, preferíamos que si llegaba una fábrica apoyase a 10 pilotos de la marca, y no que vengan con dos o tres autos con todo el desarrollo y la plata, porque contra esos resulta difícil competir.

La mención llevó a que hablara de la entrada tan comentada de Toyota al TC. Esto dijo: «Durante mi mandato no hubiese permitido el ingreso de Toyota. Esto no quiere decir que las cosas hayan cambiado. Igual no tengo una opinión formada porque es un tema urticante y no hay información oficial. Conozco a Daniel Herrero, el presidente de Toyota Argentina, y si está haciendo lo que hace es porque algo está proyectando, pero desconozco los tiempos y los porqué…”.

Reapareció el Puma.

Fotos: visionauto.

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Otro que debería llamarse a silencio (el principal, junto al actual) sí, que hizo cosas buenas por el automovilismo y muchas, pero nadie habla de lo otro, lo que se tapó y los que ayudaron a taparlo.Para trasnsparentar el automovilismo habría que sacar todo a la luz y ello parece una utopía, el que dijo que iba a cambiar y quería todo sobre la mesa se quedó en el molde.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre