LOS TRES SON CAMPEONES MUNDIALES, y ese éxito en la pista tuvo su correlato fuera de ella. Fernando Alonso, Kimi Raikkonen y Lewis Hamilton son los tres pilotos más ricos de la F-1 actual.

No es poco en una categoría en la cual la mitad de sus participantes pagan para poder ocupar una butaca. Según el diario británico The Sun este fin de semana, son los pilotos en actividad que mayor fortuna edificaron con su actividad en las pistas. Alonso, que debutó en 2002 en la máxima categoría y fue campeón en 2005 y 2006, amasó en su campaña unos 205 millones de dólares.

El español, con domicilio en Dubai, volverá a correr este fin de semana en Malasia luego de que –según aseguró McLaren- “desde su accidente en Barcelona siguió un riguroso y especializado programa de entrenamiento, diseñado por científicos del deporte que los monitorearon muy de cerca, para asegurar su regreso seguro y en tiempo a las carreras”. Alonso cobra este año un contrato de 40 millones de dólares para manejar el McLaren-Honda MP4/30, algo así como dos millones por Grand Prix.

 

¿El podio más rico? China 2013, Raikkonen, el ganador Alonso y Hamilton.

 

Raikkonen, que debutó en 2001, fue campeón en 2007 y pasó un par de años sin competir en la máxima especialidad del automovilismo mundial, intenta regresar a los primeros planos con Ferrari. Su fortuna alcanza a los 200 millones de dólares.

Por último, el actual campeón mundial Hamilton, que debutó en F-1 en 2007, intentará esta temporada igualar la marca de tres títulos mundiales de su ídolo Ayrton Senna, tras haberse coronado ya en 2008 y en la temporada pasada. En esta particular clasificación, el piloto inglés ya reunió unos 170 millones de dólares en su cuenta.

Estas cifras, de todas maneras, empalidecen frente a otras reunidas por personajes de la F-1 que nunca arriesgaron sus vidas en la pista para conseguirlas, como el multimillonario austríaco Dietrich Mateschitz, el creador de la fórmula energizante que derivó en los cuatro títulos mundiales de Sebastian Vettel, cuya fortuna está valuada en 7.100 millones de dólares; o el Zar de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, a quien el último recuento lo da como propietario de unos 6.195 millones de dólares, diez veces más de lo que Alonso, Raikkonen y Hamilton reunieron arriesgando el pellejo.

¿Acaso sorprende?

Por P.V.

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre