A REARMAR EL
ROMPECABEZAS

Por Carlos Saavedra

No vas a volver a ver en el Turismo Carretera la sociedad entre José María López y el equipo HAZ de los empresarios Fernando Hidalgo y Alejandro Masas. Conocido hasta el hartazgo que Pecho no estará en Fórmula 1, enseguida se mencionó su vuelta al automovilismo doméstico.

Y así fue nomás. Concretó su reingreso al equipo Petrobras de TC 2000 de donde se había ido, mas allá de que corriera o no en F-1; su destino era subirse a un Ford Focus del oficial Ford producto de la fusión Oreste Berta hijo-HAZ. El mismo destino lo esperaba para correr en Turismo Carretera, si bien difícilmente iba a obtener la venia de Oscar Aventin para subirse a un Falcon. Y ahora al tener que abocarse nuevamente a las carreras domésticas, el Top Race también se descontó que volvería a contarlo para lucir el nº1 de campeón logrado en 2009.

Para volver al Top Race, antes debió limar algunas asperezas con Alejandro Urtubey que fue uno de los que lo respaldó en el proyecto de Fórmula 1, del que se bajó cuando las turbulencias se habían convertido en la conocida tormenta. Aclararon sus cosas, y a eso le siguió el acuerdo económico (¿será como el de 2009, cuando Pecho dispuso de todo el auto sin cargo para pintar las publicidades que quisiera?). Una vez sellado, lo esperaba con los brazos abiertos Cristian Avila para acomodarle a su gusto el Mondeo con que deslumbró el año pasado. El auto que fuera manejado sin resultados hasta el momento por el Bocha Ciantini, quien oh!, ahora se sabe que le cedía la butaca debido a las dificultades que afrontaba para reunir el dinero necesario para continuar manejándolo…

¿Te parece que volvamos al principio?. Pechito y el HAZ ya fueron, ¿que ocurrió para que no volviera a darse la unión que causó sensación la pasada temporada con el Torino gris?. Fijate: Pechito pretendió arreglar pero, guardándose un as en la manga, el de conseguir la libertad de acción en caso que desde afuera, le surgiera otra chance para entrar en F-1. A los muchachos del HAZ no les cerró, pues respondieron, elaborar un proyecto sin rumbo fijo, no tenía sentido y además, venderlo publicitariamente se hacía mas complicado. Además, ¿sabes?, Hidalgo y Masas no se morían por volver a contarlo a Pechito bajo su techo. «Nosotros no vamos a llamarlo», mandó decir Hidalgo el fin de semana de la carrera en Balcarce, si bien como Masas, coincidían en que «tenía las puertas abiertas». Y otro detalle: está Fontana en el equipo y como estrella que se siente, convertido en socio publicitario de los empresarios, forma en que anudó su llegada al HAZ, no le caía nada en gracia que López viniera y lo peor, quizá a ganarle como el año pasado…
Desde ya, López aún con el formato que pretendía dar a su vuelta al TC en el HAZ, se hizo valer y suculenta cifra se despachó solicitándo. Y ahí no hubo mas margen. Mantiene las intenciones de correr en TC, pero… con un Torino. ¡Justo que ahora la ACTC lo autorizó para correr con Chevrolet!. ¿Para donde rumbeará?

18-3-2010

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre