TOD PUEDE PASAR.

Hay un pronóstico firme para la definición del título de Súper TC 2000 en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez. Es meteorológico e indica una alta posibilidad de lluvia al mediodía cuando en el circuito número 9 comience la decisiva fecha final. Hay un pronóstico deportivo que casi tiene la misma firmeza en las tendencias y que tras la pole y los 13 puntos de ventaja con 40 en juego que le sacó a Leonel Pernía, coloca a Agustín Canapino, como el gran candidato a recuperar la corona lograda en 2016.  Pero está la amenaza de la lluvia y esto puede cambiarlo todo.

A la hora de clasificara, Leonel Pernia no pudo cerrar una buen vuelta y quedó quinto. Para ser campeón, necesita llegar entre los seis primeros y esperar que Canapino no sume muchos ountos.

“La lluvia siempre complica. De no existir ese pronóstico, no diría que tengo el titulo asegurado, pero estaría más tranquilo“ destaca Agustín, que además valoriza la pole porque  le dio un importante empujón anímico “Voy a correr para estar en el podio” anticipa el Titán, conocedor que cualquiera de las tres primeras posiciones le asegura al corona independientemente de cómo termine Pernía y que cerca (larga tercero) tiene la presencia de Bernardo Llaver, su fiel escudero en el equipo Chevrolet. Entre ambas larga el Renault de  Damian Fineschi, el aliado más fuerte que tiene Pernía. 

Alejandro Levy dialoga con Darío Ramonda, durante su recorrida por los boxes del Gálvez. ¿Una señal que vienen cambios en la conducción o en la propiedad del Súper? (Foto Twitter @AlejoIriart)
-publicidad-

“Que llueva, que llueva…” suplica un preocupado Pernía como ultimo ruego para sostener sus chances para atrapar su segundo título de Súper TC 2000, luego de una clasificación lejos de lo esperado que lo vio en el quinto lugar con su Renault Fluence. “Mantuve el ritmo pero al calzar las gomas nuevas no me cayeron tan bien como otros…” tiró la Fiera en un sutil critica al desigual comportamiento de los neumáticos lisos. No es un tema nuevo pero todavía no tiene solución.

Sea Canapino o sea Pernia, el Súper TC 2000 está a pocas horas de tener su nuevo campeón. En cambio hay que esperar para ver qué rumbo institucional toma en el cercano 2022 plagado de incertidumbres y problemas. El rumor de la compra de la categoría por parte de Alejandro Levy siguió dando vueltas. Y su presencia en el Gálvez, dialogando con varios dueños de equipos, fue una clara señal. Como también resultó el comentario de Dario Ramonda, el responsable deportivo de Toyota, sobre la situación. «El Súper TC 2000 puede valorizarse, tiene los atributos necesarios y por eso necesita un cambio de expectativas…» 

Clarito ¿no?

 

 

 

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre