OTRO GOLPE DURO.

 

Cambió su Chevrolet Cruze con Bernardo Llaver. también cambiaron los mecánicos. «Cosas habituales» coincidieron pilotos y técnicos en el campamento Chevrolet. Lo que no cambió fue la mala racha que persigue al Titán en las últimas fechas. En el momento que más necesitaba de los puntos sumó en el Sprint un nuevo casillero en Cero, que se agrega  los de las finales de Rafaela y la exclusión en Cabalén.

Decepción y desconcierto reinaron en el box de Canapino ante el nuevo abandono que compromete sus chances de renovar el títutlo

«Un sensor de la caja» fue la simple explicación sobre el motivo que en la sexta vuelta paralizó al Cruze del campeón en momentos que estaba quinto y avanzaba sobre ls posición de Matías Milla. El futuro mostrará la importancia de este abandono en la definición del campeonato porque la amarga tarde de Canapino también tuvo otros duros tragos con el triunfo de Leonel Pernia, que lo afianzó al tope del campeonato y el tercer puesto de su escolta Bernardo Llaver.

Todo puede cambiar para Canapino en la la final. Larga segundo detrás del poleman Ignacio Montenegro. «Espero agarrar la punta y hacer uns carrera aburrida, je» dijo antes del Sprint cuando todavía conservaba el buen humor. Es cierto, todo puede cambiar. Sólo es preciso que ahora le cambie la suerte al pobre Agustín.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre