TENÍA QUE GANAR Y GANÓ.

 

Sin embargo, la victoria de Peugeot  en el Rally Camino de la Seda no fue lo contundente que se esperaba, e incluso en los últimos kilómetros tuvo un toque de dramática incertidumbre.

No resultó contundente porque de la fuerte triología que como figuras centrales del Rally que a lo largo de 10.000 kms unió Moscú con Beijing, integraron los franceses Stephane Peterhansel, Sebastien Loeb y Cyril Després, sobre los Peugeot 2008 DKR , solamente Cyril estuvo en el podio aunque como compensación en el escalón más alto.

Mas dificil que disfrutar de un chupetin, fue para Cyril ganar el Rally de la Seda.

Las intenciones de Peterhansel de repetir el triunfo del año anterior en esta carrera se diluyeron en la tercera etapa, un espectacular vuelco dañó bastante su auto. Igual pudo continuar aunque  retrasado y terminó 15º.

Por su parte, las expectativas de Loeb de obtener su primer éxito en este tipo de competencia, se diluyeron en la 12ª etapa al recibir una penalización de cuatro horas por pasar por alto dos puestos de control . Perdió varios lugares y tuvo que conformarse con el  7º lugar.

El toque dramático apareció a sólo 30 kms de la meta, cuando el motor de Peugeot de Després comenzó a perder potencia, y se prendió  la luz de alerta en los tableros. Ahí se vio la importancia de la estrategia del equipo de acompañar a su auto líder con el  retrasado de Peterhansel,  con el fin de asistirlo ante cualquier contratiempo. Fue cuando ante el problema y al ver al Peugeot puntero detenido, Jean Paul Cottret , navegante de Peterhansel se bajó y metió mano en el motor, hasta encontrar solución y devolverle la tranquilidad a Després.

El festejo de Cyril Després y su navegante David Castera junto al equipo.

“Por un momento pensé que me pasaba lo mismo que a Nakajima (perdió el triunfo en las 24 Horas faltando cinco minutos) en Le Mans” , confesó Després,  ya sonriente en el podio, que compartió con el árabe Yazeed Al Rahji (llegó a 25m51s) y el ruso Vladimir Vasilyev (a 49m40s), los dos pilotos de Mini que fueron la única oposición serian que tuvieron los Peugeot. Faltó Nasser Al Atiyah, que eligió la Baja de Aragón, donde también estaban participando Carlos Sainz el restante integrante del equipo Peugeot, su compatriota Nani Roma y el argentino Orly Terranova.

Cinco veces ganador del Dakar en motos, Després alcanzó con este éxito en el extenso, exigente y cada vez más trascendente Rally Caminos de la Seda, su primer gran alegría en autos en su tercera temporada en la especialidad. La compartió con David Castera, el francés que hace un año dejó su cargo de director deportivo del Dakar para sentarse en la butaca derecha del Peugeot de su amigo . Por lo visto, no se equivocó.

 

Por el equipo de VA

Fotos: silkwayrally.ru y Mónica Paz

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre