CONVOCATORIA EN AUMENTO.

De la misma manera que el Moto GP es un clásico en el Autódromo de Río Hondo en los primeros meses del año, la visita del Campeonato Mundial de Superbike en octubre a El Villicum sanjuanino se ha convertido en una cita ya tradicional, incluso en el calendario de la categoría.

La situación se refleja en el permanente aumento de la concurrencia desde que en 2018 el Superbike llegó por primera vez al circuito sanjuanino. Una continuidad que sólo fue quebrada en 2020, por un motivo de fuerza mayor como lo fue la pandemia del coronavirus.

Los pilotos recibieron numerosas muestras de entusiasmo del publico. Bassani, Bautista, Rea lo comprobaron tras la carrera sabatina.
-publicidad-

Ese permanente y creciente apoyo del público quedó evidenciado en la concurrencia de la edición 2022. Según los datos suministrados por la empresa organizadora el total de espectadores en las tres jornadas de actividad alcanzó a 78.549, una cifra que supera las registradas en las ediciones 2018, 2019 y 2021. Asimismo se informó que en la semana se registró en la zona un movimiento económico de 651 millones de pesos y que la capacidad hotelera estuvo ocupada en un 96%.

No es casualidad este logro sino la consecuencia de una excelente y variada propuesta de los organizadores que combinaron el matiz deportivo de las carreras de Superbike y de su telonera Superport 600, con atracciones especiales como las que hubo en Villicum con los shows musicales y el sorteo de tres motos.

EL suizo Dominique Aegerter, sobre la Yamaha del Ten Kate Racing, monopolizó las victorias en las dos carreras de Supersport y quedó cerca de retener el título.

Esta presencia del público dio color y calor a las jornadas y llegó a los pilotos, quienes reconocieron y disfrutaron del ambiente especial de la carrera argentina. Por encima de su gran protagonismo en la pista el español Alvero Bautista y el turco Toprak Razgatlioglu fueron los pilotos sobre quienes los aficionados posaron sus mayores atenciones. “Me siento como en mi país” repitió Bautista que correspondió ese interés de los aficionados compartiendo el baño de champaña tras el podio. Por su lado Razgatlioglu no escondió su emoción y más de una sonrisa el escuchar el cantico de “turco, turco…” con el que lo identificó el público.

 

Fotos: Prensa Grupo OSD.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre