EL 27 DE MARZO de 1994, en el Autódromo de Interlagos en San Pablo, se corría el Gran Premio de Brasil de F-1.

En tanto, en el circuito semipermanente de La Plata, corría el Turismo Carretera. No terminó nada bien esa carrera; en un accidente que llevó a su cupé Chevy a impactar contra un talud de tierra, perdió la vida Osvaldo Morresi, también falleció su acompañante Jorge Marsecca.

 

 

En el lugar del trágico accidente del Pato, en el camino denominado Costa Sud, se levantó un monolito para recordarlos. Ese monolito deteriorado por el paso del tiempo, fue recuperado y reconstruido por la administración del Autódromo Roberto Mouras.

Hasta el lugar del monolito concurrieron directivos de la ACTC, Hugo Mazzacane (vicepresidente), Rubén Gil Bicella (secretario) y su hijo Facundo uno de los nuevos integrantes de la directiva del TC, allegados y amigos del Pato para color una ofrenda floral.

Morresi fue una importante figura del TC, referente de la marca Chevrolet. Corrió 157 carreras en la categoría, ganó 8 veces y subió en 27 ocasiones al podio.

Foto Prensa Autódromo Mouras

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. gracias pato, que lastima ese pajaro en la toma, que campeon hubieras
    sido, de todas maneras vos el toro y emilio fueron mis referentes
    en una epoca en la cual los pilotos hacian lo mejor que sabian
    acelerar y ganar todas las carreras que podian.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre