CLIMA DISTENDIDO y frases de ocasión (“Arrancamos con muchas expectativas de ser protagonistas”), hubo en la presentación del equipo Renault de Súper TC 2000 en el amplio local de un concesionario de la zona de Almagro.

Consecuente con la figura geométrica que la caracteriza, la  marca del rombo presentó a  sus cuatro laderos: Guillermo Ortelli, Emiliano Spataro, Leonel Pernía y la flamante incorporación Fabián Yannantuoni, llegado como reemplazante de Mariano Altuna, con un importante aporte publicitario, que su jefe Víctor Rosso, el quinto hombre en el panel, consideró esencial en estos momentos de altos costos y complicaciones económicas.

Precisamente fue Yannantuoni quien aportó la frase más saliente al advertir que “es difícil arrancar en un callejero sin ninguna prueba. Me hubiese gustado dar unas vueltas antes…”

¿También es peligroso, como comentó  Agustín Canapino?, preguntó VA.

“ Y si…”, terminó reconociendo Rosso, tras algunas vueltas, pero con la inmediata aclaración de que “el nivel y profesionalismo de los equipos hará que se tomen todas las precauciones. Se llegó a esta situación porque había autos que no estaban terminados, y Pablo (Peón) nos pidió que no probáramos hasta que no estén todos”, agregó sin precisar cuáles eran esos autos que faltaban, ni tampoco si esta carencia de pruebas tuvo que ver con la necesidad de cuidar motores que no sobran.

Del repertorio de Rosso sobresalió también la sentencia  de que, “en este equipo nadie arranca como número uno porque tener un número uno no es bueno para nadie, ni para el equipo, ni para  los patrocinantes, ni para la gente” .

A solas con VA, Víctor amplió su opinión y recordó los caóticos tiempos de Honda, con los enfrentamientos entre José María López y Juan Manuel Silva. “A ninguno de los dos le gustaba trabajar para el otro y por eso se fueron. A Pechito no le gustó tener que dejarle ganar a Pernía en Oberá y el Pato quedó muy molesto cuando Pechito lo pasó en Santa Fe diciendo que venía más rápido”, recordó sin nostalgia ante la tranquilidad actual de tener  cuatro pilotos que, como dijo, “saben lo que tienen que hacer, aunque a veces no les guste porque todos los pilotos son egoístas. La excepción puede ser  Leonel, porque tiene un origen, distinto, el del fútbol, al de los otros pilotos”

-¿No querés entonces que te pase lo que le pasó a Red Bull con Vettel?

-No. Lo de Vettel me sorprendió porque es muy profesional. Tal vez le salió ese instinto ganador y egoísta propio de los campeones.

Antes del final Víctor cuenta la mala nueva de su hijo Juan Pablo mientras probada un Fórmula Ford Inglesa en Brands Hatch. “La pista estaba casi helada y se despistó. No fue un golpe muy fuerte pero por inexperiencia no sacó las manos del volante y se quebró en seis partes el dedo índice de la mano izquierda. Se perderá la primera carrera, y si todo va bien debutará en la segunda en Donington. Ojalá le vaya bien porque me costó mucho tenerlo allá…”.

Por M.S.

-publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. Porque no se juntan con su amigo Peón y consiguen un sistema de control remoto así no necesitan mas pilotos y manejan ellos desde boxes? Digo, así se ahorran problemas y sueldos (que parece ser la real tendencia)

  2. me parece barbaro que no haya un piloto 1 cuando comienza el campeonato,
    tener 4 pilotos de buen nivel aseguran protagonismo(eso si los autos
    estan acorde)sino el que esta en problemas es el equipo, despues de todo
    los que aceptan las reglas son los pilotos, y a los reclamos los maneja
    rosso

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre