EL EVENTO CONGREGÓ A AUTOS DE CARRERA, VERDADEROS CLÁSICOS.

Organizado por la Fundación Fangio en el Autódromo Juan Manuel Fangio de Balcarce. Y la fiesta esperada, se transformó de repente, y asustó mucho.

Cuando conducía un prototipo nacional de los ’70 restaurado, conocido popularmente como La Pantera Rosa, empujado por un motor Chevrolet, se accidentó Oscar «Cacho» Fangio, uno de los hijos del Quíntuple.

El auto se estrenaba y su destino iba a ser el Museo Fangio. Al parecer Cacho pisó unos charcos de agua, producto de la lluvia de la noche anterior, perdió el control en la curva 2 y embistió con dureza los guard rail.

«A Oscar lo encontraron lúcido, dolorido por el impacto pero bien. Con dolores en los pies, costillas por las fracturas y en la espalda producto del impacto. De inmediato fue trasladado al Hospital Felipe Fosatti de Balcarce, y de allí dispusieron su traslado a Mar del Plata», mencionó en su cuenta en Twitter el periodista y reportero gráfico Daniel Erreguerena, presente en el circuito.

Cacho así fue, sufrió fuertes golpes y debió ser trasladado al Hospital Municipal Subzonal, y luego a Mar del Plata. «Tiene fisurado el tobillo y dos costillas, pero está bien. Estaba muy mojado el circuito», contó su hermano Juan, como Rubén tal se conoce, reconocidos por la  justicia hace pocos años, como hijos legítimos del Chueco.

Momentos antes al golpe.

La velocidad del accidente fue menor a 50 km/h, porque el auto hizo aquaplaning en un charco de la curva 2. Perdió el control y pegó de frente contra el guardrail interno. La fuerza en sí del impacto no fue fuerte, ya que el auto absorbió el impacto, pero quedó muy torcido», apuntó Erreguerena.

 

Fotos: gentileza Daniel Erreguerena.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre