LA REVANCHA DEL CAMPEÓN.

Parece prematuro y hasta arriesgado, con apenas dos fechas sobre 22 sentenciar lo que podrá avecinarse. Sin embargo, la tendencia arrojado luego del par de carreras iniciales, deja pocas dudas aún dentro del siempre cambiante panorama del automovilismo deportivo. Y hablando del Mundial versión 2022, todo parece indicar que Max Verstappen y Charles Leclerc están llamados a ser los protagonistas del duelo que definirá la corona. Nuevamente Red Bull, pero contra Ferrari, el equipo que todos esperaban ver en la disputa del campeonato mundial.

Sergio Pérez mantuvo el primer lugar en la parte inicial pero la entrada de seguridad lo complicó. Terminó cuarto con su Red Bull.

Verstappen y Leclerc resultaron protagonistas excluyentes de las pulseadas que dieron vida a las carreras iniciales del campeonato. El monegasco prevaleció en Bahrein con un estilo de futuro campeón, controlando la situación en todo momento. Verstappen le respondió en Arabia Saudita, con la clase y astucia de campeón vigente, para tomarse revancha de la derrota de la semana anterior, e incluso dar un valor superior al éxito debido al mano a mano a 300 Km/h, de yapa con la peligrosa proximidad de los muros, prolongado hasta la bandera de a cuadros. El holandés hasta tuvo esa mano de la buena fortuna, con esas señales amarillas de precaución que en el final truncó el posible contrataque final de Leclerc

“No fue fácil hacer trucos inteligentes en la última curva pero finalmente logre pasarlo a Leclerc”, reconoció Verstappen sobre ese sobrepaso al monegasco en el la vuelta 47, a tres del final, decisivo, para sellar su 21ra victoria en el Mundial y la 76ta de Red Bull.

Max Verstappen y Charles Leclerc intercambiaorn varias veces la primera posición en un emocionante duelo que se prolongó hasta el final que vio al holandés superar por medio segundo al monegasco

«Intenté engañar a Max dejándole pasar en la última curva, y conseguí el DRS para volver a pasarlo en la recta, pero esto no fue suficiente para ganar ya que aparecieron las señales amarillas de precaución. Disfruté mucho de la carrera, son batallas duras pero justas, todas deberían ser así«, contó Leclerc quien como consuelo mantiene el liderazgo del campeonato seguido de su compañero Carlos Sainz, tercero, quien por el momento asoma más como un sólido guardaespaldas de Leclerc, que como rival en el campeonato. Similar situación la de Sergio Pérez, con relación a Verstappen. El mexicano el gran desafortunado de la segunda fecha, el ingreso del primer auto de seguridad perjudicó su andar en punta. Igual se llevó de Arabia Saudita el buen recuerdo de su primera pole, también primera de un piloto mexicano en el Mundial.

Como en Bahrein, Leclerc y su compañero Sainz subieron al podio en Arabia Saudita, pero esta vez como escoltas del ganador Max Verstappen.

Hablamos del duelo por el título, y no mencionamos ni a Mercedes Benz ni a Lewis Hamilton. Por lo visto en Arabia, por ahora al margen del protagonismo dominante de los últimos años, ¡quien lo diría!, y lejos. El equipo alemán sólo pudo rescatar un pobre quinto puesto gracias a George Russell. Lo de Hamilton resultó una pesadilla, que lo llevó a terminar 10° por detrás del Haas de Kevin Magnussen y con esta reflexión. “No podía seguirle el ritmo al Haas…”. Patético el momento del heptacampeón y Mercedes Benz.

 

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Carrerón de la F1,excelente espectáculo.
    Dos marcas con sus cuatro pilotos en condiciones de ganar y un gigante dormido como Mercedes que en cualquier momento despierta y se une al grupo de punta,entiendo aseguran y auguran un buen año para la F1.
    Otra vez Lafiti y van…. no deerían llamarlo a la cordura, suspendiendo temporariamente su licencia, por ahora son accidentes leves que solamente lo involucraron a él, pero está propenso a accidentes graves.Si bien no tuvieron consecuencias físicas deportivamente afectaron a otros pilotos y/o marcas por caso remontarse a la definición del campeonato 2021.
    Saludos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre