PREOCUPACIÓN. SE HABLA EN EL AMBIENTE, PERO SE DICE POCO EN PÚBLICO.

Te hablamos de la situación que debe, inexorablemente, afrontar el automovilismo argentino en el contexto de un país azotado por una crisis (otra más) profunda y sin atisbos concretos de soluciones, en el marco de las políticas que pretende llevar adelante el gobierno de Javier Milei para barajar y dar de nuevo, luego de años de decadencia.

¿Cómo afronta el automovilismo nacional, semejantes embates con la desbocada inflación como estandarte?. La preocupación existe, es indudable, aunque sea manejada para variar intra muros. Los números, el dinero necesario para correr se han ido por las nubes. Como se trata del Turismo Carretera, la categoría referencial en el mundo fierrero argentino, la más importante y popular, visionauto repasa y analiza aspectos de gran relevancia y derivaciones dado las cifras en juego.

El TC se alista para encarar un viaje al extremo sur, El Calafate, en un momento que de no haber sido por los compromisos contraídos con el municipio de aquella pintoresca ciudad, no debería haberse llevado a cabo, acaso reemplazando la sede de la inauguración del campeonato por un circuito más cercano, posponiendo el traslado al sur porque no para la primavera…

Ahora bien, las cartas están echadas y no se puede volver atrás como hubieran preferido algunos equipos y pilotos que guardan sus razones. A modo de ejemplo descontracturado nomás, el costo del recorrido para equipos puede insumir unos 3/3,5 millones de pesos para un equipo que no dispone de un camión y trailer propio, donde viajan dos coches y los repuestos y materiales. Valores que se deben multiplar por dos, es decir suben a 7 millones de los nuestros. Ahora bien si la escudería cuenta con transportes propios, suma que debe volcar se reduce a unos 6 millones. Entonces, en función al primero de los viajes muy extensos, los números a los que hace mención están, con un detalle más, los pasajes en avión para mecánicos e ingenieros, en el caso de equipos que los afrontan, también deben agregarse.

A modo de atenuar impactos en la billetera de equipos y pilotos (como ves, en materia de números van estrechamente de la mano), y conversando en forma constante más aún en la actualidad entre ambas partes, la ACTC dispuso otorgar a cada piloto un monto fijo en concepto de viático de 700 mil pesos a destinarse al viaje a El Calafate (el año pasado el viático llegó a los 400 mil pesos por coche) como ahora comprendiendo al TC y TC Pista. Incremento que «pierde» ante la devastador inflación desatada y los precios aplicados para el comienzo de la temporada 2024.

A la «maldita» inflación que supimos conseguir los argentinos…, la ACTC ha adoptado medidas para enfrentarla en relación a los costos de elementos, partes, fierros, y otros items que provee. Fijó para actualizarlos un parámetro, y es el costo de una cubierta, pudo saber visionauto. Neumáticos cuyo precio pasó de los 96 mil en 2023 a los 460 mil en 2024, un salto que motiva más preocupación. En tanto, fijate en el fundamental rubro motores, las alzas hicieron que costear el alquiler para una carrera, pasara de 800 mil pesos en enero 2023 a valores que pueden oscilar entre los 4/5 millones en enero actual. Sumá: a partir de El Calafate, se va a volver a la compra de ocho cubiertas nuevas, dos más que el año pasado, eliminándose la chance de utilizar reselladas de carreras anterior.

-publicidad-

Es decir, en caso de originarse incrementos en los neumáticos, el mismo porcentaje pasa a aplicarse en el resto de los rubros que como proveedora a través de FADRA, a cuyo cargo se encuentra los temas comerciales de la ACTC. De lo costos volcados en distintos items, visión escucho decir que la ACTC/FADRA, provee a equipos y corredores, alrededor del 60% de lo necesario para poner un auto en pista. ¿Que ocurre si los precios pagados por los animadores de las carreras, no pueden ser volcados a los que hay que pagar por carrera por auto?. En ese caso como es percibido en tantísimo comerciantes en el país, los equipos de TC, TC Pistas, TC Pick Up y los TC Mouras, no aplican de lleno esas alzas en los precios; si así fuera se dice, se caería la cantidad de pilotos en las competencias. Eso lleva a que acomoden los más posible lo cobrado a pilotos, y la forma es aumentar menos de lo pagado.

De esa forma, si bien corriendo a pérdida, la premisa es no dejar de presentar los autos en las fechas del calendario. LO narrado aplica para los equipos y con directa incidencia en los drivers, quienes si no alcanzaran a reunir los fondos necesarios para correr en TC, TC Pista y otras categorías consideradas top en el automovilismo en la Argentina, se comenta, podrían verse obligados a correr en categorías que insuman menos dinero.

Resulta a su vez, interesante conocer más estrategias en el caso puntual de la ACTC. Hugo Mazzacane es conocido, preside la entidad desde 2015 cuando asumió la presidencia en reemplazo de Oscar Aventín. El Puma desplazado y muy cuestionado por la forma en llevar adelante el manejo de la ACTC. Mazzacane desde aquellos cautelosos inicios como titular teceísta, apuntó a lograr consensos y respaldo de los corredores principalmente, atendiendo a sus requerimientos y la búsquedas de soluciones. Con el transcurso del tiempo, Mazzacane se afianzó en la conducción, ensanchó su poder y la toma de decisiones que incidieron entre las cuestiones positivas, en hacer que la ACTC diera un salto sustancial en todos los sentidos. Ahora bien, ese respaldo persiste y ha ganado más adeptos, sin embargo ante la crisis de la que te venimos contando, y el incremento de costos lleva a que haya pilotos en desacuerdo con la ACTC por los porcentuales en materia de aumentos; postura que nunca llega al terreno público.

La consideración afecta a todos en mayor o menor medida, a equipos «millonarios», (parece que así se los apoda en esas charlas que no trascienden), con dueños con billeteras suculentas, como a aquellos que deben remarla con más esfuerzo y menos propensos a resistir a embates como los actuales. El estrés se ha tornado moneda corriente, y no escapa casi nadie, desde dirigentes de categorías del automovilismo como los de TC en la cual se focaliza este análisis. «El TC, TC Pista y las demás categorías de la ACTC, son una verdadera industria, que involucra a mucha gente, por eso las preocupaciones están», aseguran a visión.

¿Sabés?, la calculadora funciona a full en el comienzo del año 2024, en TC referente indudable, pasando por el resto de categorías nacionales y zonales que no escapan a esta Argentina del ajuste.

 

Fotos:

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre