Es un personaje especial Jordi Pérez Soler, este simpático español de 52 años, que por segundo Dakar consecutivo tiene la responsabilidad de ser el comisario técnico de las motos y los cuatriciclos  Desde hace tres décadas trabaja con las motos, pero nunca se le pasó por la cabeza competir. «No me gusta» le dice a VA en un alto de su almuerzo en el bivouac de Tucumán, donde también recuerda su paso por asesor técnico en el equipo PR 2 que en 1996 consagró campeón europeo a Sebastián Porto.

Ser comisario del Dakar es un trabajo extra para Jordi para el habitual que desde hace varias temporadas nada menos que ser el responsable  técnico de Moto GP, la categoría más importante del Mundial de motociclismo. «Es lo mismo pero muy distinto porque son otras condiciones de trabajo, con más motos para controlar, más días de trabajo, condiciones más difíciles y poco descanso» señala antes de contar que su jornada de trabajo comienza a las 4 de la mañana y termina cerca de las11 de la noche. «Y el día de descanso es el peor, porque muchos aprovechan para cambiar el motor y tenemos que ver bien el tema de los precintos» agrega antes de destacar en la intensa y extensa tarea de revisar casi 250 vehículos, el importante apoyo de Leo Yoma y Andrés Zalazar, dos jóvenes argentinos que lo secundan en reemplazo de dos franceses que según Jordi «no ponían la determinación necesaria en lo que tenían que hacer».

Empleado de la Federación Internacional de Motociclismo, Pérez Soler explica así su desembarco en Dakar. «A partir que en los últimos años, las diferencias se hicieron más estrechas en las principales posiciones y hubo mayor competitividad. Por eso la FIM exigió un control más riguroso en el Dakar» dice antes de resaltar la casi inexistencia de infracciones técnicas tanto en el Dakar y especialmente en el Mundial de Motociclismo. «Lo importante es tener reglas claras con pocas puertas abiertas para las controversias y poner sanciones ejemplificadoras. Frente a esto ningún equipo va a arriesgarse a violar el reglamento y ser expulsado del campeonato.”

Nacido en Barcelona, Jordi debe ser uno de los pocos que no se entusiasma con el juego del equipo de Leonel Messi. «No me gusta, es cierto que gana, pero hacen muchos firuletes»  argumenta, tal vez influenciado por ser hincha del Español, el gran rival del Barcelona en la ciudad catalana y de cuyo estadio, Jordi vive a dos cuadras. Esto no le impide reconocer a Messi como el mejor jugador del mundo, aunque aclarando que «está en el equipo justo, donde tiene dos grandes compañeros como Xaxi e Iniesta. Sin ellos no podría hacer las cosas que hace. Por ejemplo si jugaría en el Real Madrid tal vez no sería ni Balón de Plata, y ni que hablar de haber estado en el fútbol inglés, donde  le hubiese costado adaptarse a su ritmo veloz…”

Sin dudas, es un personaje este Jordi Pérez Soler…

 

Por M.S. – Foto: Mónica Paz

Especial desde Tucumán.

 

-publicidad-

6 COMENTARIOS

  1. Hi guys what an awesome run you guys have had, true Aussie spriit< well we will let some South African blood in as well!!!!Truly one of the great achievements for modern Australian motorcycle achievements to date. All made possible by a huge team, that has one common goal.Stay safe on the last legs.To the team behind the scenes, you have made it possible, well done.Enjoy all the accolades of what you all have achieved.[]

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre