SALVO QUE ARDUSSO DIGA LO CONTRARIO.

Facu (séptimo frente a la cuadriculada) comanda la Copa de Oro de TC con un par de salvedades, al cabo de dos de las cinco fechas cumplidas. Sólo le lleva un punto Mariano Werner (74 a 73) y dos a Agustín Canapino (74 a 72). Y por otra parte, debe la indispensable victoria para certificar como indica el reglamento, sus aspiraciones.

Podría decirse que son los tres casi excluyentes candidatos al título de TC. Fijate Juampi Gianini acumula, más lejos, 57.50; salvo que corriera con la Ranger de TC Pick Up, llevarse alguna carrera, podría asemejarse a ganar la lotería.

Sin embargo Facundo el líder viaja en el Chevrolet del JP y corre a distancia de la punta, y como viene la mano aparece dificultoso que consiga subir a un podio en lo más alto. Sí, en el TC efectuar predicciones y jugarse por resultados futuros, han sabido en tantas ocasiones, caer en saco roto.

Puño en alto de Werner en el podio. Ciantini lo observa.
-publicidad-

Werner, guerrero desde que agarró un volante siendo un chiquilin, y Canapino feroz sentado en la butaca de cualquier auto de carrera, aparecen como los del gran duelo que culmina en El Villicum a comienzos de diciembre.

En el Rosendo Hernández, Mariano recuperado del traspié en Rafaela donde el motor del Ford desfalleció, ejecutó a quienes intentaran en vano, presentarle batalla. Su tercera victoria anual, lo consolidó. Canapino, luego de dos casilleros en blanco en las anteriores, no pudo plantearle el mano a mano aunque lo intentara, por eso siendo escolta volvió a acumular fichas a su favor. Su día concluyó con saldo más que positivo, un rato antes, conmovido, emocionado hasta las lágrimas, «corrió» desde la radio que lo comunicaba con su hermano Matías con la misma emoción, hasta que consiguió la primera victoria en TC Pista.

A Werner no lo inquietó ni el reinicio de la final en la vuelta 6, luego de la neutralización luego del despiste de Facundo Della Motta en el Torino. Canapino hizo un fugaz intento para sacarlo de la punta, sin éxito. No hubo caso, Werner ficharía el tercero e indiscutido triunfo en el TC 2021. Festejo ideal en particular para los hinchas de Ford, en el regreso del público. Hubo 10 mil entradas autorizadas para la venta, y no quedó ni un ticket en boletería, señal inequívoca de la avidez por volver a ver al TC de cerca.

La largada y primera vuelta de la segunda serie pagó la entrada, una vez que la final no aportó gran interés. Werner en el Ford y Canapino en la Chevy jugaron esos instantes al límite, eso sí, sin recurrir a maniobras cuestionables. El Titán en un pasaje pasó al campeón pero metros más adelante, Mariano recuperó la punta y ganó el parcial. Quedó patentizado por si hiciera falta, la calidad conductiva de ambos, la estatura que los ha colocado entre el puñado de mejores pilotos de la Argentina. El orden fue un adelanto de lo arrojado por la escueta final (20 vueltas). En 2022 tendrán que extenderse series y finales.

El análisis no puede obviar el gran papel de Diego Ciantini, largó adelante al lado de Werner, y circuló consistente. Canapa lo pasó y sobre la definición recuperó terreno y por poco no puso más en apuros a Agustín. El Bochito quedó hecho, «correr mano a mano con dos grandes pilotos como Werner y Canapino, fue importante para mí, además el Dodge funcionó muy bien«, reflexionó el hijo del Bocha, heredero de la pole sabatina ante el recargo a Julián Santero. El mendocino no recuperó acaso lo esperado, llegó 10º. Mucho menos aún, pudo avanzar Guillermo Ortelli, atrapado en su encrucijada desde hace mucho, «el auto hacía todo mal, frenaba y seguía derecho, no tenía sentido seguir así».

A los cuatro mencionados, en la Copa de Oro después de San Luis y con Viedma a fin de mes, marchan quinto Lambiris 55.50, sexto Agrelo 54.50, séptimo De Benedictis 44, octavo Mazzacane 42,50, noveno Castellano 41, décimo Pernia 32,50, undécimo Di Palma 23 y duodécimo Landa 9. Ardusso, acaso Christian Ledesma (27º), podrían ser dos de los «tres de último minuto» para pelear el título en San Juan. No aparece alguno con chances.

Werner, «fue lindo ganarle a Agustín, somos Ford contra Chevrolet!», y Canapino «preocupado por la forma en que anda el Ford de Mariano». ¿Coincidís o no que entre ambos coquetea la corona de campeón?

 

Fotos: Prensa ACTC.

 

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Otra carrera aburrida y van.
    Ah!! felicidades a las nuevas autoridades de la actc ojalá puedan torcer el rumbo del tc con más promoción y lograr mejores carreras, se que estos nuevos integrantes muy jóvenes, van a devolverle el brillo que la vieja directiva había abandonado.
    Viva la patria …..

  2. Carrera lineal como tantas otras en donde prevalecieron dos autos sobre el resto.
    Ardusso debe quemar sus naves y limar de más piezas de su motor con el riesgo de romper para tener chances de remontar, todo indica que el campeonato se dirime entre Werner y Canapino.
    Da mucha pena lo de Ortelli, si bien es cierto que querrá obtener un buen resultado para luego pensar firmemente en su retirada, también es cierto que los laureles que supo conseguir(que son innumerables) no deben ser tirados por la borda.
    Verlo pasar en el fondo del lote sin que siquiera la cámara lo tome al que lo tuvo todo como piloto y ejemplo de persona desde donde se lo mire da mucha lástima, adentrándome un poco más en terrenos que no me corresponden pienso que diría don Hugo sobre este presente. Porque ya no se trata de una carrera, o un año son varios lo que acumula sin resultados y si imitara a Fangio, Monzón, Traverso, el Yoyo Maldonado y muchos otros ?
    Esa es la mirada de un tuerca de alma, que muchas veces ancló en su box charlando con su querido padre.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre